Articlulos por "Diocesis"

3-D Abel Cureño Acámbaro Accion Actores Adolescencia Adopcion Africa Alabanceros Alicia del Lago Amanda del Llano Ambiente campirano Amelia Wilhelmy America colonia America colonial Amistad Andrés Soler Ángel Garasa Ángel T. Sala Animacion Animales Aniversarios Antigua Grecia Antigua Roma Antiguo Egipto Antiguo Testamento Antonio Aguilar Antonio Banderas Año 1932 Año 1934 Año 1937 Año 1938 Año 1939 Año 1940 Año 1941 Año 1942 Año 1943 Año 1944 Año 1945 Año 1946 Año 1947 Año 1948 Año 1949 Año 1950 Año 1951 Año 1952 Año 1953 Año 1954 Año 1955 Año 1956 Año 1957 Año 1958 Año 1959 Año 1960 Año 1961 Año 1962 Año 1963 Año 1964 Año 1965 Año 1966 Año 1967 Año 1968 Año 1969 Año 1970 Año 1971 Año 1972 Año 1973 Año 1974 Año 1975 Año 1976 Año 1977 Año 1978 Año 1979 Año 1981 Año 1982 Año 1983 Año 1984 Año 1985 Año 1987 Año 1988 Año 1989 Año 1990 Año 1991 Año 1992 Año 1993 Año 1994 Año 1995 Año 1996 Año 1997 Año 1998 Año 1999 Año 2000 Año 2001 Año 2002 Año 2003 Año 2004 Año 2005 Año 2006 Año 2007 Año 2008 Año 2009 Año 2010 Año 2011 Año 2012 Año 2013 Año 2015 Año 2016 Año 2017 Año 2018 Año 2019 Años 1900 Años 1910-1919 Años 20 Años 30 Años 40 Años 50 Años 60 Años 70 Años 80 Apaseo el Alto Apaseo el Grande Archivo Histórico Armando Velasco Arreglista Arte Arte Basáltico Arte sacro Artes marciales Artesanias Artesanías Artesanos Articulos Artículos Artistas Asesinos en serie Asociación Plástica Celayense Atarjea Atletismo Atotonilco Audio Aventura espacial Aventuras Aventuras marinas Aves/Pajaros Baile Bandas de Viento Bares Barrio de San Antonio Barrio de Tierras Negras Basado en hechos reales Belico Bélico Biblia Biografico Blanca Estela Pavón Boletín Bomberos Botargas Boxeo Buddy Film Café Cultural de Acámbaro Cajeta Canal 22 Canal Once Cantantes Cantinflas Capa y espada Capilla de Nuestra Señora de los Dolores Capillas Carlos Francisco Rojas Gómez Carlos López Carlos López Moctezuma Carlos Orellana Carmen Montejo Carritos de Navidad y Posadas Casa de la Cultura de Celaya Casa del Diezmo de Celaya Catastrofes Celaya Celebraciones Celos Centro Cultural El Nigromante Centro Humanitario Caminemos Juntos Certamenes Chachita Charlton Heston Christiane Martell Ciencia ficcion Cine Cine épico Cine Español Cine familiar Cine independiente USA Cine Mexicano Cine Religioso Ciudades Patrimonio de la Humanidad Cocina Cocina Navideña Cocineras tradicionales Colaboradores Colegios & Universidad Colegios y Universidad Colonialismo Colonias Columba Dominguez Comedia Comedia de terror Comedia dramatica Comedia juvenil Comedia romantica Comic Comida tradicional Comonfort Compositor Conciertos Concursos Conferencias Conservatorio de Música de Celaya Consuelo Frank Consuelo Venancio Coros Corridos Crimen Cristo Cronistas Cuenta Cuentos Cultura Cursos Cyberpunk Dante Gabriel Jimenez Muñoz Ledo Danzas Prehispánicas David Carracedo David Niven David Reynoso Delegación Regional de Educación Zona Este Delia Magaña Dengue Deporte Devociones Dia de los Fieles Difuntos Diocesis Diócesis de Celaya Diplomados Distopia Doblaje Docentes Doctor Mora Documental Dolores del Rio Dolores Hidalgo Domingo Soler DOXIDI Drama Drama carcelario Drama de epoca Drama romántico Drama Social Edad Media Eduardo Vivas Educación Ejercito El Evangelio del día El santo del dia Emilio "Indio" Fernandez Emilio Fernández Emma Rodríguez En Directo Enfermedad Enrique Lucero Enseñanza Epoca de Oro del Cine Mexicano Ernesto Fiance Ernesto Gomez Cruz Esclavitud Escritores Escuelas Primarias Espionaje Espiritualidad Estanislao Schillinsky Etnias Eugenio Amezquita Eulalio Gonzalez "Piporro" Eventos EWTN Televisión Exequias Exportaciones Exposiciones Extraterrestres Fabian Solano Familia Fantasmas Fantastico Fantástico Ferias Fernando Fernandez Fernando Rey Fernando Soto "Mantequilla" Festivales Festividades Fiestas Fiestas Patronales Fin del mundo Flor Silvestre Foro TV Fotografías Franciscanos Francisco Rabal Francisco Sauza Vega Francisco Seva Rivadulla Freddy Fernandez Fruta de horno Futuro postapocaliptico Ganadora de Oscars Gastronomía German Valdes "Tin Tan" Gloria Mange Gloria Morel Gobierno del Estado Gore Gran Depresion Guadalupe Radio Guanajuatenses en el cine Guanajuato Guanajuato Desconocido Guerra Chino- Japonesa II Guerra de Cuba Guerra de Secesion Guerra de Vietnam Guerra Fría Guerras Napoleonicas Hector Suarez Historia Historiadores Historico Holocausto Holocausto nuclear I Guerra Mundial Iglesia Iglesia Católica Ignacio Lopez Tarso Ignacio López Tarso II Guerra Mundial Imágenes Indulgencias Infancia Infantil Instituto Municipal de Cultura y Arte de Celaya Internet/Inormatica Intriga IPN Irma Dorantes Italia Jalpa de Cánovas Jaral del Progreso Jet-Li Joaquín Cordero Joaquín Pardave Joaquín Pardavé John Wayne Jorge Arvizu Jorge Martínez de Hoyos Jorge Mistral Jorge Negrete José Alfredo Jiménez Jose Carlos Ruiz José Elías Moreno Juego Juegos olimpicos Julio Aldama Julissa Katy Jurado La India Maria La Retama Editorial León Leonardo Amezcua Ornelas Leyendas Libros Liturgia de las Horas Lola Beltran Luis Aguilar Luis Leal Solares Lyka Mafia Magia Manolo Fabregas Manuel "Loco" Valdes Manuel Palacios "Manolin" Mapas Marcelo Chavez Maria Elena Marques Maria Felix María Félix Maria Gentil Arcos Martha Valdez Marvel Comics Mauricio Garces Medicina Mediometraje Melodrama México Travel Channel Miguel Arenas Miguel Inclán Miguel Manzano Mimí Derba Mineral de Pozos Miniserie de TV Mitologia Molcajete Monstruos Movimiento Cristero Municipios Muñecos Museo de Celaya Octavio Ocampo Musica Música Música en vivo Musical Navidad Nazismo Neo-noir Nivel Básico Noreste de Guanajuato Noticias Novela Novenarios Nuestra Señora de los Remedios Nuevo Testamento Obispo Obispo Emérito Obituario Obra Publica Oliver Hardy Oraciones Oratoria Orden de Frailes Menores Oscar Pulido Otomíes Padre Fernando Manriquez Cortes Padre Rogelio Segundo Escobedo Pandemia Parábola Parodia Parroquia de Jesus Nazareno Parroquias Patrimonio de la Humanidad Pax Televisión Pedro Armendariz Pedro Armendáriz Pedro de Urdimalas Pedro Infante Pelicula de culto Pelicula de episodios Peliculas Películas Peliculas con Valores Peliculas de valores Peliculas Religiosas Peplum Periodismo Personajes Pesca Pintores Pintura Pobreza Policia Policiaco Politica Precuela Prehistoria Presbìteros Presentaciones Procesiones Provida Pueblos Mágicos Purisima Concepción de Celaya Purísima del Rincón Racismo Radio Rafael Rivelles Rafael Soldara Luna Ramon Valdes Realismo Magico Recetas Recetas escolares Religion Religión Religiosidad popular Remake Rene Cardona Revolucion Francesa Revolucion Mexicana Revolución Mexicana Revolucion Rusa Road Movie Roberto Cañedo Robin Williams Robos & Atracos Robots Romance Rosita Arenas RT Rugby Sacerdotes Salvatierra San Juan de la Vega San Luis de la Paz San Miguel de Allende Santa Casa de Ejercicios de Atotonilco Santa Cruz de Juventino Rosas Santa Misa Santuario de Jesús Nazareno Sara Garcia Sara Montiel Satira Secretaria de Desarrollo Economico y Sustentable Secretaria de Educación de Guanajuato Secretaria de Salud de Guanajuato Secretaría de Turismo Secuela Secundaria General José María Morelos y Pavón Serie de TV Sierra Gorda Siglo IV Siglo VII Siglo XI Siglo XII Siglo XIII Siglo XIX Siglo XV Siglo XVI Siglo XVII Siglo XVIII Sobrenatural Soria Star Wars Steampunk Stop Motion Submarinos Superheroes Supervivencia Susana Guizar Teatro Telefilm Telenovelas Televisión Templo de la Tercera Orden Templo de San Francisco Templo de San Francisco de Celaya Templos Temporada Navideña Tenor Jesús Humberto Palato Pescador Terraza 5 Terror Terrorismo Thriller Titanic Toros Tortillas ceremoniales Trabajo/empleo Tradiciones Tradiciones religiosas Tresguerras Turismo Turismo Religioso TV Cuatro TV UNAM Ubicaciones Universidad de Celaya Universidad de Guanajuato UTSMA Valentín Mancera Venganza Viajes en el tiempo Victoria Vida campirana Vida Rural Vidas de santos Videos Virgen de Guadalupe Virgen Maria Viruta y Capulina Vitola Volcanes Western Whatsapp Wolf Ruvinskis Xichú Ximhai
Mostrando las entradas con la etiqueta Diocesis. Mostrar todas las entradas



Eugenio Amézquita Velasco

Ha fallecido el Padre Rogelio Segundo Escobedo. Son las últimas horas del domingo 13 de septiembre de 2020 y recibo la llamada de Doña Alicia Mandujano Cárdenas. Me imaginaba el motivo de la llamada y su voz un poco entrecortada me confirma lo que me imaginé: El padre Rogelio ya descansa en paz desde hacía una hora. Tenía en mi celular dos llamadas que ya me había hecho ella y por tener descargado el teléfono no las pude ver.

Luego, Fray Paco Amézquita OFM me confirma el hecho. Ya no había duda.

Días antes, Violeta, una de las colaboradoras cercanas del Padre Rogelio había comentado a dos amigas mías -Angélica Fuentes y Laura Casillas- que el Padre Roge había sido internado en un hospital cercano al Templo de Tierras Negras. No se trataba de Covid sino de cansancio, el cuerpo ya no quiso reaccionar.

No podía creer que se hubiera cansado. Hacía como dos años, mis ojos dieron testimonio de cómo el Padre Rogelio subió una cerca como de dos metros de altura para pasar al otro lado de la misma en un rancho de Comonfort y tranquilamente bajaba de ella. Estaba fuerte como un toro. Pero el trabajo constante y excesivo hicieron lo suyo en aquel cuerpo de 84 años de edad.

Me duele en el alma este acontecimiento. Me duele mucho. Es la ausencia del Padre Roge la que me duele, porque en mi fe sé que el Padre Roge sigue con nosotros y ahora intercede ante Dios por Celaya y sus amados hijos de Tierras Negras y queda su persona plasmada en las pinturas del artista Arturo Elías, que se encuentran en los muros de ese sitio el cual durante 40 años o más vieron el trabajo y servicio social y principalmente el trabajo espiritual por las personas.

Celaya no ha perdido a uno de sus sacerdotes: ha ganado un digno representante en el cielo.

El Centro Humanitario "Caminemos Juntos" A.C., presidido por él, creado por él e integrado por laicos, entre los que se cuenta la misma Doña Alicia Mandujano son la prueba viviente de su trabajo. Sus bandas de viento, sus danzantes, mecenas de artistas, sus artesanos, su promoción al Barrio de sus amores: Tierras Negras

No olvido como hace unos años, en una tarde de esas aparentemente sin qué hacer, dialogó conmigo en el obispado de Celaya, preocupado por la falta de respuesta de las autoridades estatales ante peticiones de crédito para apoyo de mujeres de Celaya y Comonfort. Me dijo que estaba convencido que la prensa era la forma de lograr convencer a las autoridades. Y tenía razón.

Unas palabras, unos movimientos y SDAyR comprendió -sin necesidad de hacer uso de ese sutil convencimiento que los periodistas tenemos cuando redactamos- que la labor del Padre Rogelio no podía esperar y las puertas se abrieron. Así comenzó mi integración a sus caminatas, a sus aventuras en el servicio y la caridad, como auxiliar o colaborador. Ví y viví de cerca la caridad y la misericordia que tenía para con la gente. Errores humanos todos los tenemos, pero estos se minimizaron en el padre Roge al ser rebasados por la gran cantidad de obras de caridad. Yo soy testigo de ello y soy prueba viviente de ello, como miles y miles pueden decir lo mismo que yo.

No dejé de pedirle sus bendiciones para mi familia y mi persona. Sentir en mi cabeza sus manos, bendiciéndome y la pequeña cruz que con su pulgar hizo muchas veces en mi frente, en la de mi esposa, así como en las de mis hijos y mis nietos. Esos son los regalos que me deja.

Cualquier cosa que escriba aquí no alcanza para hablar de este hombre de Dios y sentirme tan contento de haberlo acompañado con mi pluma, mi cámara, mis espacios digitales. Gracias, Padre Rogelio, por este regalo de su presencia y de sus bendiciones, de su caridad y misericordia. Por sus consejos, por su testimonio, por el regalo de su presencia y compañía, por su sonrisa y, reitero, por permitirme serle útil.

Me queda la gran alegría, la satisfacción de que cuando le pedí al Padre Roge si aceptaba ser parte del equipo de mi espacio digital GUANAJUATO DESCONOCIDO, no lo dudó y aceptó ser uno de los distinguidos asesores y colaboradores de este servicio. Su nombre está en el directorio de mi portal www.guanajuatodesconocido.com y ahí se va a quedar como un homenaje póstumo a su persona.

En alguna ocasión, un buen amigo mío, quien de manera constante recibe mi información vía Whatsapp y veía las obras del Padre Rogelio exclamó: El Padre Roge es de esas personas que jamás deben de acabarse, que nunca deben dejar de existir.

Su cuerpo regresará a la "hermana nuestra madre tierra", pero sus obras perdurarán, porque habemos miles que seguiremos manteniendo viva su memoria, viviendo las enseñanzas que nos dejó como Padre y Pastor.

Y le doy gracias a Dios por haberme permitido dejar plasmados en video y en fotografía la voz, la imagen, la sonrisa, el trabajo y los ojos de este santo varón del cual no me queda la duda personal de que está junto a Dios.

Vengan, benditos de mi Padre; tomen posesión del Reino preparado para ustedes desde la creación del mundo; porque estuve hambriento y me dieron de comer, sediento y me dieron de beber, era forastero y me hospedaron, estuve desnudo y me vistieron, enfermo y me visitaron, encarcelado y fueron a verme, dice el Señor.

Ese bendito, es el Padre Rogelio. Gracias, Señor, porque lo creaste.

Eugenio Amézquita Velasco

Fray Julio Negrete OFM, rector del templo de San Francisco de Celaya, anunció a Guanajuato Desconocido los horarios de las misas en este bello templo franciscano, sede de la Patrona, la Purísima Concepción, al aplicarse semáforo naranja y restablecerse al 25% la asistencia al culto público en los templos de la Diócesis de Celaya, en base a la circular 12/2020, firmada por el Obispo de CELAYA; Mons. Benjamín Castillo Plascencia y el secretario canciller, Pbro. Juan Galván Sánchez.

El sacerdote y fraile franciscano indicó que las misas que estarán celebrándose serán las de 9:00 horas, 11:00 horas, 13:00 horas, 17:00 horas y 19:00 horas. El cupo máximo por misa será de 120 personas. Al cubrirse el cupo, se pedirá a quienes no puedan acceder al templo esperar la siguiente celebración si así lo desean.

La Santa Misa de 9:00 horas seguirá transmitiéndose en vivo vía Facebook a través de la Página del Templo de San Francisco así como en el sistema de páginas de la Agencia Católica de Noticias de México y la Diócesis de Celaya.

Se está solicitando a los fieles no llevar niños menores de 12 años. Se aplicarán las medidas sanitarias establecidas en el documento de Disposiciones Diocesanas para la Reactivación de los Servicios Eclesiales en Tiempo de Pandemia que fueron también revisados y con visto bueno de las autoridades del Gobierno del estado.

Entre dichas medidas está el uso de cubrebocas, la sanitización de los templos, el uso de gel y los tapetes desinfectantes. El cupo máximo que se permitirá en el templo de San Francisco es de 120 personas por celebración.

Se recordó que sigue vigente la dispensa del precepto de la Santa Misa dominical, emitida por el Obispo de Celaya, dado que aún no se ha normalizado el servicio de la misma y la imposibilidad de los fieles de acudir en su totalidad.


Eugenio Amézquita Velasco

Mons. Benjamín Castillo Plascencia, obispo de Celaya, emitió este 7 de agosto la circular No. 12 donde da indicaciones a todos el presbiterio de la Diócesis de Celaya, sobre la reapertura de los templos y el culto público, siguiendo las normas sanitarias respectivas y sólo al 25% de la capacidad, a fin de evitar situaciones graves de contagio, luego de aprobarse el semáforo naranja, aplicar ciertas disposiciones en materia sanitaria y ser consideradas como válidas por las autoridades del estado de Guanajuato para poder llegar a esta apertura.

El documento que va dirigido a los sacerdotes ubicados en los 10 municipios que abarca la Diócesis de Celaya - Cortazar, Villagrán, Apaseo el Grande, Apaseo el Alto, Santa Cruz de Juventino Rosas, Comonfort, Celaya, San Miguel de Allende, San Diego de la Unión, Dolores Hidalgo y San Luis de la Paz- señala que "como es bien sabido, estamos viviendo momentos difíciles para todos, debido
a la pandemia por el coronavirus. Esta circunstancia ocasionó el cierre de todos los lugares de culto, de todas las iglesias y templos. También las bendiciones Urbi et Orbi del Papa Francisco, se realizaron ante una Plaza y Basílica de San Pedro totalmente vacías". 

"En nuestra cuaresma, el viacrucis y demás vivencias propias de la Semana Santa, fueron transmitidas a través de páginas de Facebook, sin embargo, en muchos hogares se ha potenciado realmente la vivencia de una iglesia doméstica La situación de dificultad nos movió a que como lglesia diocesana nos organizáramos para hacer frente a éste momento sin igual". 

Continúa indicando que "el 19 de junio del presente, fiesta de El Sagrado Corazón de Jesús, compartí "Las Disposiciones Diocesanas para la Reactivación de los Servicios Eclesiales en Tiempos de Pandemia" mismos que fueron fruto de la aplicación de los protocolos enviados por la CEM y como resultado de la reflexión de algunos de ustedes. Estas disposiciones en su cuarto momento de la primera fase mencionan "Cuarto momento, momento de apertura", aclarando: "Si el sistema estatal de semáforos lo permite, (Semáforo Naranja), se prevé una apertura a la participación moderada de fieles".

"Tomando en cuenta que el miércoles 5 de agosto las Autoridades Estatales dieron a conocer el paso del semáforo Rojo al semáforo naranja color que permite las actividades en espacios públicos cerrados, donde se clasifican nuestras actividades de culto, reflexionamos que esto es un signo esperanzador, es un paso, aun pequeño, pero al fin un avance hacia delante, ya que de ningún modo debe interpretarse como si la pandemia hubiera terminado. Esta realidad nos pide a todos ser cautos.y muy responsables como sociedad, para promover y cumplir al pie de la letra todas las medidas sanitarias, mismas
que ya todos conocemos."

Prosigue destacando que "esta reapertura favorecida por la transición del semáforo, debe permitirnos
pasar del mero discurso a la acción, mostrando a los laicos que los servicios eclesiales también son esenciales, pero estas acciones también han de ser orientadas a formar a los fieles y acompañarles en la toma de conciencia, de que la amenaza de contagio no ha terminado y no se sabe cuando concluirá".

"Ante ese escenario, nuestras parroquias y rectorías deben ser modelo en la aplicación de protocolos del Sector Salud y disposiciones diocesanas; solo así se garantiza el cuidado y la salud de todos y de cada uno. Será necesario que en cada parroquia se puedan mostrar a quienes así lo soliciten nuestras Disposiciones Diocesanas de 19 de Junio y la carta de validación de los mismos que emite la Autoridad Estatal (que se les hará llegar digitalmente)".

El Obispo de Celaya añade que "con el favor de Dios, si se cumplen con las Disposiciones Diocesanas (protocolos), desde este momento tendremos la reactivación de actividades eclesiales, solo de culto, (no es tiempo ni momento para procesiones, fiestas patronales o actividades que tengan que ver con la aglomeración de personas en atrios o inmediaciones del templo) con el aforo del 25% de la capacidad del templo, y las demás medidas protocolarias establecidas por la Autoridad sanitaria y por las Disposiciones Diocesanas".

"Sobre la celebración de sacramentos, siguen vigentes las disposiciones de la última circular. El principio que debe regir nuestro actuar debe ser "gradualidad, responsabilidad y orden". No olvidar que la caridad debe ser nuestro principal distintivo; sin embargo, se deberá advertir que no es momento para que asistan las personas mayores, los niños y quienes tienen padecimientos que aumenten riesgo de contagio. Advierto que no es tiempo de catequesis o enseñanzas presenciales, sin embargo podría ser oportuno implementar el modo virtual para nuestras reuniones de formación".

"Aprovecho la ocasión para expresar mi gratitud, tanto al presbiterio como a todo el pueblo de Dios por su comprensión y entrega, y abrigo la esperanza de que en un futuro cercano las condiciones sean más favorables para vivir y celebrar en plenitud nuestra fe".

Firman el documento, Mons. Benjamín Castillo Plascencia, obispo de Celaya y el secretario canciller, Juan Galván Sánchez.

Se destacó que la dispensa del precepto de la Santa Misa seguirá vigente toda vez que no se puede atender al 100 por ciento de la demanda de culto, pero se ha pedido a las personas que lo deseen y puedan, sin romper las normas antes señaladas, acudan a las celebraciones.

El visto bueno de las autoridades

Por su parte, el gobierno del estado a través del director de Concertación Política de la Secretaría de Gobierno, Lic. Juan Carlos López Ruiz, emitió el oficio DGCP/073/2020 de fecha 6 de agosto de 2020 se señala del apego de los protocolos planteados por la DIócesis de Celaya y recomendaciones para la apertura de actividades de culto religioso. 


Eugenio Amézquita Velasco

La Diócesis de Celaya lanzó un video donde invita a la población en general a utilizar el cubreboca para romper la cadena de la pandemia del coronavirus, toda vez que el estado de Guanajuato se mantiene bajo semáforo rojo y se han incrementado los casos de morbimortalidad en algunos de los municipios del estado

La producción, a cargo de la Catedral de Celaya y más específicamente del encargado de la Pastoral para la Comunicación en el Decanato de Catedral, Pbro. Samuel Damián Pascual, muestra la participación de varios ciudadanos, de diversas edades y actividades así como del párroco de la Catedral, Pbro. Gilberto Rico Gómez y del obispo de Celaya, Mons. Benjamín Castillo Plascencia, mostrando de una manera práctica el uso del cubrebocas en cualesquiera de las actividades diarias, a fin de no solamente protegerse ellos mismos sino también proteger a los demás.

El video busca también hacer conciencia y romper con la peligrosa incredulidad de algunos sectores de la población, que considera como una "mentira" la presencia del coronavirus, aunque la realidad es que ya existen muchos testimonios de celayenses cuyos familiares donde los mismos han resultado afectados por la pandemia, en algunos casos, de manera mortal.

Cabe señalar que desde hace varios años, la Catedral de Celaya ha destacado por sus producciones en redes sociales así como de programas de formación humana y cristiana católica así como de celebraciones litúrgicas y en esta ocasión, una producción con alto contenido social en apoyo de todos, a través del equipo de laicos que encabeza el Pbro. Samuel Damián Pascual.

Mons. Jesús Humberto Velázquez Garay, II Obispo de Celaya, en amena plática con los acólitos de la parroquia de Comonfort, el 24 de abril de 2003./ FOTO: Eugenio Amézquita
Eugenio Amézquita

El 24 de junio de 2013, hace 7 años y a dos días de la entrada a la Casa del Padre del II Obispo de Celaya, Mons. Jesús Humberto Velázquez Garay, redacté un artículo cuyo texto íntegro está tomado de una carta enviada por Mons. Jesús Humberto a un joven sacerdote, ahora párroco de la Virgen de los Pobres: el Padre Sergio Moctezuma. El documento esta fechado en marzo de 2006, hace 14 años. El estilo de la carta es la de un padre que se comunica con su hijo, un obispo con un sacerdote ordenado por él.

Pero lo que a mí me llama la atención, es el último párrafo de la carta. La actitud fraterna y filial, de "nada de pedir perdones. Somos hermanos". Es este el gesto que hasta el final de su vida llevó siempre Mons. Velázquez Garay. Nada que perdonar, aunque se le hubiese ofendido, porque "somos hermanos". Eso es lo que me quedo para mí. Ahora, la carta:

Culiacán, Sin., 25 de marzo de 2006

Muy querido P. Sergio:

Y yo, P. Sergio, ¿Cómo no los voy a querer si los he visto crecer y madurar hasta tener la seguridad de imponerles las manos?

Quiero a todos los sacerdotes del mundo, pero más a lo que ordené, y todos los días los recuerdo y rezo por su perseverancia y me duele mucho que alguno haya dejado el ministerio o lo deje después, esos me tienen empeñado hasta el fin de mi vida.

Para cuando recibas esta, con el rápido correo que tenemos, ya estaremos celebrando la Pascua de Resurrección. ¡Felicidades! Irás a alguna parroquia a servir, a confesar, a celebrar los santos oficios y, de pasadita, pasearte y disfrutar las vacaciones y aquella hermosa tierra, gózalo.

Un abrazo y la misma felicitación para los compañeros, diles que los recuerdo y encomiendo su vocación al sacerdocio y a la obra, esto vale para tí también, no le regateen nada a Dios.

Quiero pedirte un favor. Mira, ahí en Pamplona vive un sacerdote anciano y enfermo, muy amigo mío, se llama Emilio Pérez Echeverría, vive con su hermana Ma. de los Ángeles. El trabajó mucho en esta diócesis de Culiacán, en Cursillos y confesor del Seminario, además de construir un templo.

Bueno, me acaba de llegar su felicitación y saludo de Navidad, y el favor que te pido es que vayas a verlo, le lleves mi saludo y la carta que adjunto. Los quiero mucho, les va a dar mucho gusto tu visita y de los o él que vaya contigo, son muy generosos, anímalos.

Te agradezco profundamente y Dios te lo va a pagar. Infórmame inmediatamente de ellos

Claro que tus cartas siempre me dan una gran alegría y verte más; pídele a Dios me conceda ir a visitarlos.

Y nada de perdones, somos hermanos en el sacerdocio de Cristo y unidos por "la íntima consagración sacramental" (de una carta del Papa, Juan Pablo II, un Jueves Santo). Saludos a tu familia, un abrazo y hasta pronto.

+Jesús Humberto Velázquez G.
Obispo Emérito de Celaya

Tomado de su librito "Brújulas"
Primera Edición
500 ejemplares
Impreso el 2 de diciembre de 2009
con motivo del Año Sacerdotal

Recordando a Mons. Jesús Humberto Velázquez Garay, II Obispo de Celaya./ FOTO: Eugenio Amézquita
Eugenio Amézquita

El 24 de junio de 2013, dos días después del fallecimiento de Mons. Jesús Humberto Velázquez Garay, obispo emérito de Celaya y II Obispo de la Diócesis de Celaya, sentí la necesidad de rescatar algo propio de Don Jesús Humberto y escribirlo para dejarlo vivo en el Internet -como cariñosamente lo llamábamos- y encontré un pequeño librito escrito por Don Jesús Humberto, que el le dio el título de "Brújulas".

En ese entonces redactaba desde mi computadora que "se trata de una colección de felicitaciones dirigidas a varias sacerdotes que cumplieron 10 años de ordenados sacerdotes en el 2007. Los escritos nos dejan percibir el pensamiento, el corazón y el cariño paternal de Mons. Velázquez Garay por sus sacerdotes y especialmente por aquellos que él ordenó".

Quiero rescatar ese artículo y compartirlo con ustedes, recordando a alguien con quien tuve cercanía por mi trabajo periodístico y luego una cercanía siendo el obispo emérito, a pesar de la distancia por radicar él en su tierra natal, Culiacán, Sinaloa, y de vez en cuando visitar Celaya y muy especialmente -disculpen la franqueza- la Parroquia Nuestra Señora de la Salud, celebrar la Santa Misa y ser atendido por su "guardaespaldas" de confianza, el Padre Gilberto Rico Gómez, actual párroco de Catedral, y quien supo hacerle agradable la estancia a Don Jesús Humberto.

De ese librito "Brújulas", dejemos que las letras salidas de la mente y el corazón de quien fuera el II Obispo de celaya, se manifiesten:

Padre César Antonio:
Parece que fue ayer... y han pasado ya 10 años desde que el Señor te llamó "su amigo". deseo que esa Amistad haya arraigado en tu corazón de manera que sea la única razón de tu vida.

Te felicito y le pido a Él que te bendiga y a la Virgen Santa que te proteja siempre.

Tue hermano en el sacerdocio de Cristo.

Mayo de 2007.


Padre Sidney Anibal:
10 años de vivir el Sacerdocio de Cristo, cánsate, pero no te enfades.

Lo hermoso tiene su encanto y pasa: la belleza de Dios no pasa porque es eterna... el sacerdocio es para toda la eternidad y mientras más lo vivas te será más hermoso.

El trato con la Virgen te ayudará a perseverar con la alegría del primer día.

Muchas Felicidades.


Padre Manlio Nahúm:
Agradezco contigo a Dios por la confianza que tuvo para designarte para su servicio. Es una distinción que te ha ennoblecido desde hace 10 años y que tiene proyección eterna a pesar de nosotros.

Te felicito y deseo que sigas siendo muy fiel. Que la Virgen te proteja siempre.


Padre Martín:
Te felicito de todo corazón en este décimo aniversario de tu ordenación sacerdotal, día en que selló contigo, Jesús, su eterna amistad.

Lucha constantemente porque no se pierda ni se manche el Don que recibiste sin ningún mérito tuyo.

Que Dios te bendiga y la Virgen María sea siempre tu consejera y protectora.

Fraternalmente.


Padre Juan Rafael:
hace 10 años fuiste transformado en otro Cristo y esta gracia no se agota; el sacerdocio es eterno, explótala cada día en tu propio favor y en el servicio a los hermanos.

Te felicito y te expreso de nuevo mi afecto fraternal.

Mi oración a la Virgen por ti.


Padre Marcos Alejandro:
Un día como hoy, hace 10 años, el Señor abrió sus brazos para consagrarte con el sello eterno de su sacerdocio y ponerte como testigo fiel de su resurrección, mayor dignidad no puede haber.

Te felicito y me encomiendo en el mérito de tu ministerio.

Que la Virgen te proteja siempre.

Nota del redactor: Se trata del padre Marcos Mancera Ruiz, quien también ya goza de Dios. Cariñosamente Mons. Velázquez Garay lo llamaba "Gordo" y quien, en sus últimos días y lecho de enfermedad, el mismo Obispo emérito lo visitara y le alegrara el corazón, como nos consta a muchos.


Padre José Carmen del Socorro:
Mi "Ranch", 10 años se cumplen hoy de estar ejerciendo el ministerio sacerdotal; el bien que vas derramando en las almas es la medida de tu amor a Cristo y del premio que Él prepara a los que son fieles. Vale la pena el esfuerzo. No te arrepientas nunca de haberle dicho "sí" y síguelo con fidelidad.

Que la Virgen sea tu protección en todo momento.

Te felicito de todo corazón. Recibe un fuerte abrazo de tu hermano sacerdote como tú.


Nota del redactor: Esta felicitación y la que sigue son algo inédito. Más de un seminarista de la época sabía que Mons. Velázquez Garay había dado la indicación de no poner apodos a los seminaristas. Con estas líneas que escribió de puño y letra, queda demostrado que quien hace la norma, la puede romper.


Padre José Guadalupe:
"Lupillo", el Señor te eligió hace 10 años para tenerte junto a Él, para tenerte como amigo, no le falles. El Don que recibiste conlleva la misión de santificar el mundo, comenzando por tu propia alma, tu familia y tu ministerio en la eternidad del sacerdocio de Cristo. Ámalo.

Que la Virgen te ayude. te felicito y te mando un abrazo fraterno.


Padre Constantino:
Ríndete a la gracia que recibiste hace 10 años y que ofreciste ser: Sacerdote de Cristo para siempre. Sé feliz, un ánimo contento vale más que una corona.

Que el Señor te bendiga y la Santísima Virgen siempre te proteja.

Recibe un abrazo afectuoso de felicitación.


Padre Lorenzo:
Te felicito alegremente por estos 10 años que llevas perseverando en el servicio de Dios, administrando y viviendo sus misterios, sigue así; el premio es eterno, como tu sacerdocio.

Que la Virgen te proteja.

Recibe un abrazo fraterno y afectuoso.


Padre Artemio:
El sacerdocio de Cristo que recibiste hace 10 años te da innumerables motivos para estar agradecido con el Señor. me uno a tu acción de gracias y te pido me recuerdes en tus Misas.

Muchas felicidades. Recibe un abrazote afectuoso y fraterno.

Nota del redactor: "y te pido me recuerdes en tus Misas"... ¡Que petición tan grande le dejó, Padre Artemio!


Padre Aureliano:
Cumples 10 años de haber recibido el Don del sacerdocio. El agradecimiento por tanto amor y por tanta confianza, es una manifestación de fe, de esperanza y amor. hazlo con alegría.
Yo te acompaño en espíritu.

Descansa en el regazo de María Santísima, nuestra Madre

Afectuosamente en Cristo.


Nota del redactor: La que sigue es una nota de Mons. Velázquez Garay al final de estas felicitaciones:


Esta fue una de las generaciones más nutridas a quienes el Señor me concedió la gracia satisfactoria de imponerles las manos y convertirlos en otros Cristos. Alabado sea.


Tomado de su librito "Brújulas"
Primera Edición
escrito por Mons. Jesús Humberto Velázquez Garay
500 ejemplares
Impreso el 2 de diciembre de 2009
con motivo del Año Sacerdotal



Eugenio Amézquita

La Santa Sede, a través de la Penitenciaría Apostólica emitió un Decreto para ganar indulgencias especiales debido a la pandemia del Coronavirus. Dicho decreto establece una serie de acciones a realizar para ganar el beneficio de la indulgencia plenaria.

Reproducimos a continuación el texto del documento y el enlace de dónde puede ser obtenido en su versión oficial.

Decreto de la Penitenciaría Apostólica relativo a 
la concesión de indulgencias especiales a los fieles en la actual situación de pandemia, 20.03.2020 

PENITENCIARÍA APOSTÓLICA

DECRETO

Se concede el don de Indulgencias especiales a los fieles que sufren la enfermedad de Covid-19, comúnmente conocida como Coronavirus, así como a los trabajadores de la salud, a los familiares y a todos aquellos que, en cualquier calidad, los cuidan.

“Con la alegría de la esperanza; constantes en la tribulación; perseverantes en la oración”(Rom 12:12). Las palabras escritas por San Pablo a la Iglesia de Roma resuenan a lo largo de toda la historia de la Iglesia y orientan el juicio de los fieles ante cada sufrimiento, enfermedad y calamidad.

El momento actual que atraviesa la humanidad entera, amenazada por una enfermedad invisible e insidiosa, que desde hace tiempo ha entrado con prepotencia a formar parte de la vida de todos, está jalonado día tras día por angustiosos temores, nuevas incertidumbres y, sobre todo, por un sufrimiento físico y moral generalizado.

La Iglesia, siguiendo el ejemplo de su Divino Maestro, siempre se ha preocupado de cuidar a los enfermos. Como indicaba San Juan Pablo II, el valor del sufrimiento humano es doble: " Sobrenatural y a la vez humano. Es sobrenatural, porque se arraiga en el misterio divino de la redención del mundo, y es también profundamente humano, porque en él el hombre se encuentra a sí mismo, su propia humanidad, su propia dignidad y su propia misión." (Carta Apostólica Salvifici Doloris, 31).

También el Papa Francisco, en estos últimos días, ha manifestado su cercanía paternal y ha renovado su invitación a rezar incesantemente por los enfermos de Coronavirus.

Para que todos los que sufren a causa del Covid-19, precisamente en el misterio de este padecer, puedan redescubrir "el mismo sufrimiento redentor de Cristo" (ibíd., 30), esta Penitenciaría Apostólica, ex auctoritate Summi Pontificis, confiando en la palabra de Cristo Señor y considerando con espíritu de fe la epidemia actualmente en curso, para vivirla con espíritu de conversión personal, concede el don de las Indulgencias de acuerdo con la siguiente disposición.

Se concede la Indulgencia plenaria a los fieles enfermos de Coronavirus, sujetos a cuarentena por orden de la autoridad sanitaria en los hospitales o en sus propias casas si, con espíritu desprendido de cualquier pecado, se unen espiritualmente a través de los medios de comunicación a la celebración de la Santa Misa, al rezo del Santo Rosario, a la práctica piadosa del Vía Crucis u otras formas de devoción, o si al menos rezan el Credo, el Padrenuestro y una piadosa invocación a la Santísima Virgen María, ofreciendo esta prueba con espíritu de fe en Dios y de caridad hacia los hermanos, con la voluntad de cumplir las condiciones habituales (confesión sacramental, comunión eucarística y oración según las intenciones del Santo Padre), apenas les sea posible.

Los agentes sanitarios, los familiares y todos aquellos que, siguiendo el ejemplo del Buen Samaritano, exponiéndose al riesgo de contagio, cuidan de los enfermos de Coronavirus según las palabras del divino Redentor: "Nadie tiene mayor amor que éste: dar la vida por sus amigos" (Jn 15,13), obtendrán el mismo don de la Indulgencia Plenaria en las mismas condiciones.

Esta Penitenciaría Apostólica, además, concede de buen grado, en las mismas condiciones, la Indulgencia Plenaria con ocasión de la actual epidemia mundial, también a aquellos fieles que ofrezcan la visita al Santísimo Sacramento, o la Adoración Eucarística, o la lectura de la Sagrada Escritura durante al menos media hora, o el rezo del Santo Rosario, o el ejercicio piadoso del Vía Crucis, o el rezo de la corona de la Divina Misericordia, para implorar a Dios Todopoderoso el fin de la epidemia, el alivio de los afligidos y la salvación eterna de los que el Señor ha llamado a sí.

La Iglesia reza por los que estén imposibilitado de recibir el sacramento de la Unción de los enfermos y el Viático, encomendando a todos y cada uno de ellos a la Divina Misericordia en virtud de la comunión de los santos y concede a los fieles la Indulgencia plenaria en punto de muerte siempre que estén debidamente dispuestos y hayan rezado durante su vida algunas oraciones (en este caso la Iglesia suple a las tres condiciones habituales requeridas). Para obtener esta indulgencia se recomienda el uso del crucifijo o de la cruz (cf. Enchiridion indulgentiarum, n.12).

Que la Santísima Virgen María, Madre de Dios y de la Iglesia, Salud de los Enfermos y Auxilio de los Cristianos, Abogada nuestra, socorra a la humanidad doliente, ahuyentando de nosotros el mal de esta pandemia y obteniendo todo bien necesario para nuestra salvación y santificación.

El presente decreto es válido independientemente de cualquier disposición en contrario.

Dado en Roma, desde la sede de la Penitenciaría Apostólica, el 19 de marzo de 2020.

Mauro. Card. Piacenza
Penitenciario Mayor

Krzysztof Nykiel
Regente

El original se puede encontrar en: https://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2020/03/20/pande.html

Se aclara que para poder ganar la Indulgencia Plenaria se requiere:
-Estar confesado
-Comulgado-
-Oración por las intenciones del Papa

Mons. Benjamín Castillo Plascencia, IV Obispo de Celaya./ FOTO: Eugenio Amézquita Velasco

Eugenio Amézquita 

Mons. Benjamín Castillo Plascencia Castillo, obispo de Celaya, cumplirá este 8 de enero de 2020, exactamente 20 años de haber sido ordenado obispo de manos de Mons. Juan Cardenal Sandoval Íñiguez, quien fuera Arzobispo de Guadalajara, ahora emérito.

El Pastor de la Diócesis de Celaya, nació el 9 de septiembre de 1945 en Ixtlahuacán del Río, Jalisco. Fue ordenado presbítero el 14 de abril de 1974 para la Arquidiócesis de Guadalajara. El 18 de noviembre de 1999 fue preconizado obispo Auxiliar de Guadalajara, Jalisco y Obispo de Sufasat.

Es ordenado obispo el 8 de enero del año 2000, siendo prácticamente el primero o de los primeros de los consagrados obispos del nuevo milenio.

Presidió la ceremonia de ordenación episcopal, como principal consagrador, el Cardenal Sandoval Íñiguez y como co-consagradores, el Arzobispo Justo Mullor, titular de Volsinium, y quien fuera Nuncio Apostólico en México así como por el Obispo Juan Navarro Rodríguez, entonces Obispo de San Juan de los Lagos.

El 29 de abril de 2010, Mons. Benjamín Castillo Plascencia tomó posesión como IV Obispo de Celaya. La ceremonia, en el estadio de Futbol "Miguel Alemán Valdez". FOTO:/ Eugenio Amézquita Velasco

El 8 de febrero de 2003 es preconizado obispo de Tabasco y el 29 de abril de 2010 es preconizado obispo de Celaya, Guanajuato.

De este último dato, se desprende que Mons. Castillo Plascencia cumplirá 10 años como obispo de Celaya.

Toma posesión de esta sede el 24 de junio de 2010, en una ceremonia realizada en el estadio de futbol "Miguel Alemán Valdez" de esta misma ciudad.

Un poco de la persona de Mons. Benjamín Castillo Plascencia

Mons. Benjamín Castillo Plascencia dio a conocer cómo se dio el llamado de su vocación sacerdotal.
Sonriente, amable y contento, el Obispo de Celaya recibe al periodista de este medio. Presta su propia pluma para anotar los datos y señala que “Mons. José Salazar López”, séptimo arzobispo de Guadalajara y cardenal de la Iglesia católica, fallecido en 1991, “fue quien me ordenó sacerdote el 14 de abril de 1974. Previamente, había sido yo ordenado diácono un año antes, en 1973, precisamente un 14 de abril”.

Va narrando su historia. “El 17 de noviembre de 1999, fui preconizado obispo auxiliar de Guadalajara por Su Santidad Juan Pablo II, y el 8 de enero de 2000 fui ordenado Obispo. El 8 de abril de 2003 tomé posesión como obispo de Tabasco”.

No hubo mucha dificultad en obtener las respuestas a las preguntas. Una sola bastó para que el mismo Mons. Castillo Plascencia desgranara la plática, recordando momentos agradables de su vida, de su niñez, de su juventud. “Fuimos 27 seminaristas los que recibimos el sacramento del orden en grado de presbiterado. A la fecha solamente vivimos 19, y a los 18 que conforman este equipo los he invitado a la Santa Misa donde daré gracias a Dios por este don de la misericordia de Dios”.

Es el único de estos 27 sacerdotes que alcanzó el episcopado.

Una pregunta es fundamental al Padre y Pastor de la Diócesis: ¿Cómo se dio el llamado, como se dio su vocación, Señor Obispo?

Al centro, Santo Toribio Romo, mártir mexicano y patrono de los Migrantes; a su derecha, su hermano Román Romo, quien luego también sería sacerdote y promotor de la vocación de Mons. Benjamín Castillo Plascencia./ FOTO: Archivo

Responde de inmediato. “Fue en la escuela parroquial de Santa Teresita”, localizada en Guadalajara justamente en la esquina de las calles Ramos Millán y Herrera y Cairo. “Era párroco el Pbro. Román Romo González, hermano carnal de Santo Toribio Romo”, el llamado “Santo patrono de los Migrantes”. Dicho sacerdote estuvo como párroco durante 48 años y falleció a los 77 años de edad, por una embolia.

Continúa Mons. Castillo Plascencia y fija la mirada en su escritorio. Vestido con una camisa blanca, su cruz pectoral y su anillo episcopal que precisan de manera visible el signo de su plenitud sacerdotal en el Episcopado, dice que “el padre Romo tenía un periódico parroquial que llamó “Lluvia de rosas”, recordando aquella promesa de Santa Teresita de Lisieux y donde aquel fiel párroco contaba la historia de la vida y martirio de su hermano, martirizado por odio a la fe en tiempos de la Persecución Cristera”.

“Ahí”, prosigue, “en la cercanía con la Santa Misa de todos los días a las siete de la mañana y misa obligatoria los sábados, confesión todos los viernes, la convivencia con sacerdotes recién ordenados que acudían a prestar servicio a la parroquia, fueron los elementos que fueron generando en mi el llamado”.

“El Pbro. Alejandro Robles, fue mi maestro de liturgia y de ahí también se empezaron a dar signos a través de sus consejos. En mi familia, dos tíos sacerdotes. Los padres Manuel y Miguel Plascencia. Un ahijado de mi papá, sacerdote prefecto en el seminario de Lagos de Moreno, el padre Ramiro Ramírez, de Atemajac fueron otros aspectos que se sumaron al llamado”.

Sonríe. Viene a la mente el recuerdo infantil. “En 5o. año de primaria me querían llevar al Seminario... y no me dejé”, y crece la sonrisa del Obispo de la Diócesis de Celaya. “En sexto de primaria, empecé a acudir al círculo vocacional. Fue el desaparecido Mons. Rafael García González”, quien llegaría a ser más tarde Obispo de la entonces Diócesis de León, Guanajuato, previamente obispo auxiliar de Guadalajara y décimo Obispo de Tabasco en diversas épocas y momentos, quien como promotor vocacional en aquellos ayeres se encargaría de llevarme al Seminario”. Años después, el mismo Mons. Benjamín Castillo Plascencia llegaría a ser obispo de Tabasco, el décimo segundo titular de esa diócesis.

“Tras mi ordenación, Juchipila se convirtió en mi primer destino”, abundó el pastor diocesano. Insiste el reportero si la vida familiar, el ambiente de la casa, influyó en su vocación al sacerdocio. Mons. Castillo Plascencia responde pausadamente, nuevamente con la vista fija en el escritorio y luego mira al periodista y dice: “Mi mamá”, doña María de Jesús Plascencia, “era de familia piadosa. Mi papá, Benjamín Castillo, miembro de la Asociación Guadalupana".

"Atento siempre al rezo del Santo Rosario. Parecería extraño que siendo el funcionario de Hacienda, cargo que era en aquellos tiempos visto como algo que presuntamente alejaría al empleado de cosas y temas de Dios y la religión, no fue así”.

En el año 2014, en sus bodas de rubí, estuvieron presentes los sacerdotes que junto a él se ordenaron. Le pedimos a Don Benjamín, como cariñosamente lo llaman sus sacerdotes que nos diga los nombres de sus compañeros que estuvieron presentes en su celebración de 40 años de sacerdocio. Nos dice que por ahí tienen la lista en las oficinas. El periodista le insiste en que le proporcione los nombres, y en un gesto de gentileza pasa una hoja de papel en blanco para que dicte los nombres. No hubo necesidad demás, el secretario canciller, Pbro. Juan Galván Sánchez, nos obsequia la lista.

Los 18 sacerdotes que fueron invitados en esa ocasión y que también cumplieron 40 años de presbiterado, obviamente incluyéndolo a él, son el padre José Luis Llamas Salazar, que actualmente está en El Salto, Jalisco. Padre Salvador Pérez Barba, quien radica en Guadalajara. Padre José Islas Pérez, Cofradía de La Luz, Jalisco. Padre Felipe de Jesús Rodríguez, de Tototlán, Jalisco. El Padre Luis Enrique Sinohui, que radica en Hermosillo, Sonora. El Padre Severo Castellanos, que realiza su ministerio en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

También el Padre José Trinidad Quiroz López, que efectúa su ministerio en Buenavista, municipio de Ixtlahuacan de los Membrillos, Jalisco. Padre Humberto Gómez, que radica en Tizapán el Alto, Jalisco. Padre Raúl Ríos Jara, radicado en Huaxtla, Jalisco. Padre José de Jesús Díaz Navarro, radicado en Ameca, Jalisco. Padre José Luis Pérez Barba, radicado en la Barca, Jalisco. Padre Ezequiel Jiménez, radicado en Tijuana, Baja California. Padre Luis Muñoz, radicado en Ojo de Agua de Latillas, Jalisco. Padre Miguel Cortés, Culiacán, Sinaloa. Padre Pedro Márquez Camarena, en Zapopan, Jalisco. Padre Amado Álvarez Santana, radicado en Unión de Tula, Jalisco. Padre Fernando Cañedo, radicado en Autlán Jalisco y Padre Gumaro Díaz, radicado en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Los preparativos

Ese día de 2014, el Pbro. Gilberto Rico Gómez, vicario episcopal de la Comisión Diocesana de Pastoral Litúrgica, anunció durante reunión especial en el Obispado de Celaya, que la fecha de la Misa Crismal, ceremonia litúrgica donde se bendicen por el Obispo los aceites que se emplean para los sacramentos del Orden, unción de los enfermos, confirmación y bautismo, se cambiaría por única vez en este año, del martes santo al lunes santo, coincidiendo así la fecha del 14 de abril con la celebración del 40 aniversario sacerdotal del Sr. Obispo.

Acompañado en esa entrevista por los presbíteros Fernando Manríquez, párroco de Jesús Nazareno, en Atotonilco; Antonio Torres Ramírez, rector de tercera Orden, en Dolores Hidalgo y Fray Juan Chávez Saavedra OFM, rector y guardián del templo de San Francisco de Asís, en San Miguel de Allende, expresó que la Santa Misa Crismal será el 14 de abril de 2014 a las 11:00 horas en el templo de San Francisco de Asís, en Celaya. En esta misma ceremonia será la acción de gracias por los 40 años sacerdotales de Mons. Benjamín Castillo Plascencia.

Previamente, a las 10:00 horas, se efectuó una hora santa sacerdotal en la Santa Iglesia Catedral y luego será la Santa Misa Crismal y al finalizar se ofreció una comida en honor del Sr. Obispo y de los 18 sacerdotes que también cumplen sus respectivas Bodas de Rubí, es decir, el cuadragésimo aniversario.

En la Santa Misa Crismal, los sacerdotes se congregan para también renovar los compromisos sacerdotales del celibato y obediencia al Obispo, tal y como lo hicieron el día de su ordenación presbiteral.

Finalmente, el Padre Rico Gómez expresó que el 25 de abril, Viernes de Octava de Pascua de Resurrección, se realizó la Misa por el Aniversario 40 de la Diócesis de Celaya, en la Calzada Independencia, donde se contó con nutrida asistencia de fieles.

Otros datos

Mons. Benjamín Castillo Plascencia nació el 9 de septiembre de 1945 en Ixtlahuacán del Río, Jalisco, siendo el segundo de una familia de nueve hermanos. Hijo de Benjamín Castillo Reza y de María de Jesús Plascencia. La familia Castillo Plascencia tuvo que emigrar a la población de Ahualulco del Mercado, Jalisco cuando Benjamín tenía tres años de edad y cuando cumplió los ocho ya vivían en Arandas, Jalisco.

Tiempo después ante la preocupación de que Benjamín recibiera una buena educación, fue enviado a casa de sus abuelos, en el barrio de Santa Teresita en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, para terminar sus estudios de primaria, mientras sus padres permanecieron en Arandas.

Ingresó al Seminario Diocesano de Guadalajara en junio de 1959, después de haber concluido la primaria. Realizó su año de servicio o magisterio en Lagos de Moreno, Jalisco, en el Instituto Laguense.

El diaconado se le confirió el 14 de abril de 1973, en la Iglesia Catedral de Guadalajara, por parte del Cardenal José Salazar López. Fue destinado a la parroquia de Tula, Hidalgo. Fue ordenado sacerdote el 14 de abril de 1974 por el mismo Cardenal José Salazar López.


Eugenio Amézquita

El próximo 2 de enero dará inicio el novenario por las Fiestas Patronales del Barrio de Tierras Negras, celebrándose también los 20 años de la coronación de Santa María de Guadalupe de Tierras Negras así como el 35 aniversario de la Semana Cultural, con 170 años de tradición de este barrio, originario de la época de la colonia en Celaya.

El padre Rogelio Segundo Escobedo, rector del Templo de la Virgen de Guadalupe de Tierras Negras, indicó los detalles del programa, tanto en su parte religiosa como en su parte cultural.

Actividades religiosas

El sacerdote de la Diócesis de Celaya indicó que la novena a la venerada imagen se realizarán partir del 2 de enero y hasta el 11 de ese mismo mes, a las 18:00 horas.
El jueves 2 de enero corresponderá a la Calle de Abasolo No. 905.
El día viernes 3 a la calle de Doctor Lucio.
El sábado 4, a la calle de Aztecas No. 522.
El domingo 5, a la calle Ramos Millán No. 134.
El Lunes 6, a la colonia Las Américas, en la Primera Privada de Américas No. 109.
El martes 7, a la calle Santos degollado, en el Número 146.
El Miércoles 8, a la calle Mariano Jiménez No. 460
El jueves 9 de enero, al Mercado de Cañitos.
El Viernes 10 de enero, en el Templo del Barrio.
El sábado 11 de enero, a los peregrinos.

El 5 de enero se desarrollarán Primeras Comuniones a las 12:00 horas, mientras que el 12 de enero, a las 17:00 horas, Confirmaciones presididas por Mons. Benjamín Castillo Plascencia, obispo de Celaya.

Actividades Culturales

El padre Rogelio Segundo añadió que el día 1o. de enero se efectuará la Anunciación de la festividad a las 17:00 horas.
El viernes 10 de enero, a las 13:00 horas, entrada de Bandas "2 Coronas" y "Banda Medalla".
El sábado 11, a las 13:00 horas llegada de Peregrinaciones. A las 17:00 horas, recorrido de la Virgen por las calles del Barrio y a las 21:00 horas, Velación.

En la Festividad

El domingo 12 de enero, a las 5:00 horas, las tradicionales Mañanitas con "Los Reyes de Santa Cruz" y a las 6:00 horas, Santa Misa de Gallo. A las 12:00 horas, Misa de Enfermos y regreso de la venerada imagen a su altar.
A las 17:00 horas, COnfirmaciones presididas por Mons. Benjamín Castillo Plascencia, obispo de Celaya. A las 19:00 horas, presentación del Coro "Amigos de Jesús" y a las 20:00 horas, Danzita de Niños.

En los días de la Octava

El lunes 13 de enero de 2020, a las 19:00 horas, Grupo de Danza Independiente "Otomitl" y "Jurhiata Cutzi".
El Martes 14, Grupo de Música versátil "Eufonía".
El Miércoles 15 de enero, Rondalla "Romance de Celaya" y Estudiantina Celayense y sus chicos malos.
El jueves 16, presentación de la Academia de Danza Clásica "Cerritos" y Grupo Representativo e la sección primaria del Instituto Celayense.
El Viernes 17, a las 19:00 horas Grupo Versátil "El Reto" y a las 19:00 horas, en el atrio, la Banda San Juan Bautista.
El sábado 18 a las 12:00 horas, Circuito de Bandas de la Región Sur. A las 19:00 horas, Ballet Folclórico "Tumbiecha Uaharecha", de Ziracuaretiro, y a las 19:00 horas, el grupo "Costa Azul", en el atrio del templo.
El domingo 19, a las 7:30 horas, Carreras Pedestres, realizándose inscripciones e informes con el Profr. Gerardo al (461) 106 14 88.
A las 10:00 horas, Carreras ciclistas en la Deportiva Norte "27 Aniversario".
También a las 10:00 horas, Grupo de Danza Azteca Tepochcalli" y a las 19:00 horas, Bandas de Viento "Coyote" y Banda Juvenil del Barrio de Tierras Negras.
El lunes 20, a las 9:00 horas, Misa del Bendito.

El Padre Segundo Escobedo hizo extensiva la invitación a estas tradicionales fiestas a toda la población tanto de Celaya como de la región.

Interior de la cúpula del Santuario de Atotonilco./ FOTO: Eugenio Amézquita Velasco
Eugenio Amézquita

ATOTONILCO, GTO.- "Hablar de Atotonilco es hablar de la Gloria de Dios que se hizo piedra", reconoce el Pbro. Fernando Manríquez Cortés, párroco de la Parroquia Jesús Nazareno, que tiene su templo en el Santuario de Atotonilco.


Señala que "Todos sabemos que un patrimonio es el conjunto de bienes adquiridos por herencia familiar y otro origen. Pero le llamamos de la humanidad a los monumentos, espacios naturales, ciudades, etc., considerados de tan gran valor que son reconocidos y se sujetan a un régimen especial para preservarlos como un tesoro incalculable".


"-Hablar de Atotonilco es hablar de la Gloria de Dios que se hizo piedra, pintura mural, escultura y cuadros de caballete en el proyecto del Padre Alfaro que fue la niña de sus ojos en los 36 años de plenitud de su vida después de los 11 años que dejó en San Miguel el Grande (son obra suya la iglesia de Nuestra Señora de la Salud, la"poética y pequeña Capilla del Calvario al terminar una cuesta", comenta el P. Bravo Ugarte S.J.)."


"-Hablar de Atotonilco es siempre gratificante. A diario escucho comentarios de toda clase de personas que, admiradas, expresan la belleza de este espacio creado para el pueblo de Dios y para todas las personas que pueden sentir el gozo de aquello que define Santo Tomás como esplendor de la forma y más concretamente del arte como creación del hombre que hace resplandecer su idea a través de la materia; y lo más hermoso que ese esplendor siga deslumbrando hoy y siempre a las siguientes generaciones".


"-Hablar de Atotonilco es afirmar que nada procede de la nada. Hay que beber en las fuentes de la tradición para sentir a fondo nuestro país y sus raíces ancestrales".

"-Hablar de Atotonilco es acercar a las generaciones de hoy a la belleza con la que hace 2000 años se ha manifestado nuestra fe, y que para México desde el siglo XVI hasta llegar al esplendor del siglo de oro del barroco en el siglo XVIII virreinal, se pudo consolidar el patrimonio cultural y religioso del pueblo mexicano que hoy debemos seguir custodiando como memoria de nuestra identidad a la que hay que acudir para apostar por nuevos pasos hacia el mañana e integrarnos social y culturalmente afianzados en nuestras raíces; creando belleza en nuevos lenguajes artísticos para el tercer milenio, conociendo y amando nuestro pasado, porque no recuerdo bien si lo dijo Dalí u otro artista del siglo XX: Todo lo que no provenga de la tradición, es plagio".


"-Hablar de Atotonilco es recuperar nuestras raíces cristianas en fecundo diálogo con otras religiones y creencias, superando los límites humanos como ventana abierta al cielo evocando la trascendencia. Ya lo dijo el escrito Gabriel Magallanes: Occidente debe volver a mirarse en su espiritualidad como alternativa al laicismo ciego de la actualidad que ha eliminado el horizonte personal de la eternidad. Y tiene razón, porque sólo la eternidad nos vuelve humanos en el sentido más profundo de la palabra. ¿Por qué tanta violencia? Sin horizonte eterno no pasamos de animales carnívoros dotados de inteligencia. El único poder que construye es la fe, que se manifiesta en el amor".

"-Hablar de Atotonilco es hablar de honda espiritualidad y belleza estética como testamento y legado del Padre Alfaro. Todas sus poesías diseminadas en muros y bóvedas son la tinta enamorada de sus versos a lo divino".

Ubicación Geosatelital del Santuario de Atotonilco
y de la Santa Casa de Ejercicios


Uno de los carritos de Navidad y Posadas en el siglo XX./ FOTOS: Cortesía Rafael Soldara Luna
Eugenio Amézquita

En Celaya, hace casi 200 años, Fray Mariano Sánchez OFM, entonces guardián del Templo de San Francisco, ideo una forma simple y sencilla de evangelizar a la población en la época navideña: sacar un carrito con escenas de la época decembrina, a fin de sensibilizar a la población en el Nacimiento de Jesucristo, el Niño Dios.



El actual guardián del Templo de San Francisco, Fray Arturo Ríos Lara OFM, sucesor y depositario de esta tradición ideada por su centenario antecesor, así como el Pbro. Rogelio Segundo Escobedo, rector del Templo de la Virgen de Guadalupe de Tierras Negras y el historiador Lic. Rafael Soldara Luna, coordinador del Museo de Celaya, Historia regional, salieron al rescate de esta tradición y este domingo 15 de diciembre, saldrá nuevamente el carrito, como hace dos siglos, a recorrer las calles de los 9 barrios antiguos que componen la ciudad, contándose con el apoyo de los párrocos que atienden los mismos.

El padre Guardián de San Francisco indicó que la tradición iniciada por Fray Mariano Sánchez empleaba básicamente los días 24 y 25 de diciembre para hacer el recorrido, dado que en ese entonces Celaya era una población pequeña. Ahora, la pretensión es no solamente recorrer estos barrios, sino promover la tradición por toda la ciudad, que actualmente cuenta con más de 20 parroquias y dos cuasiparroquias, buscando tentativamente, que cada parroquia y sus colonias promuevan su propio carrito y posteriormente, en un día determinado, efectuar un desfile o procesión con todos los representativos de la ciudad.


Y es obvio que el depositario de la tradición, el Guardián del templo de San Francisco es quien cuenta con la autoridad para hacer los ajustes necesarios para que dicha tradición cumpla los fines, metas y objetivos por la que fue creada en 1840: La Evangelización.

Sin embargo, para esta ocasión, la tradición llevará el recorrido desde el día 15 de diciembre, comenzando en el templo de San Francisco para seguir por el Barrio del Zapote, hasta su templo parroquial de Nuestra Señora dela Asunción.

La escena para ese día en el carrito que presentará el templo franciscano será "La Anunciación", con el doble significado del anuncio de la Encarnación por el Arcángel Gabriel y el inicio del anuncio de las fiestas navideñas, para que al día siguiente, la escena sea San José y la Virgen María embarazada, buscando posada.


Continuaría por el Barrio de San Antonio, Santiaguito, Tierras Negras, Santo Cristo, San Miguel, San Juan Bautista, Tierra Blanca y La Resurrección, hasta donde el proyecto marca para este año 2019 y que crecerá, con el favor de Dios, en el 2020.

La historia de los carritos de Navidad y Posadas

Luis Velasco y Mendoza, historiador celayense y autor de la obra "Historia de Celaya, narra en sus tomos II, III y IV, detalles significativos de esta tradición.

Cita el celayense que "el franciscano Fray Mariano Sánchez, que se había distinguido en la población por su dinamismo y amplio espíritu de caridad, ya que para entonces había hecho que se terminara la suntuosa fachada del templo de San Francisco, ocupándose en seguida de que fuera
derribada la antigua cúpula que tenía el mismo templo, para reemplazarla con la que ahora luce; había reparado la casa y la iglesia de la Compañía, estableciendo allí una casa de Ejercicios y una Santa
Escuela; había prestado su eficaz ayuda al Hospital de Curaciones de San Juan de Dios; y había hecho construir muchas pequeñas casas destinadas para habitación de gentes pobres y menesterosas, en la calle que después llevó su nombre llamándose del "Padre Sánchez" (hoy 3ª de Allende); deseoso de dar mayor auge y esplendor al "Rosario de Navidad" que tenía verificativo durante las nueves noches que preceden al 24 de Diciembre, en cuya ocasión se acostumbraba llevar por las calles un carro adornado en el que iban colocados los "Santos Peregrinos", que era conducido en procesión hasta cada uno de los barrios de indios que rodean a Celaya, mientras que en el recorrido se rezaba el "Rosario" con el que se cantaban villancicos y letrillas al son de panderetas y pitos de aguinaldo; decidió representar en carros alegóricos algunas de las invocaciones de la "Letanía Lauretana" y escenas bíblicas; y como lo pensó así lo hizo ayudado eficazmente por el Ayuntamiento y por algunos vecinos acomodados, que se echaron a cuestas el compromiso de vestir los referidos carros".

El Bautismo del Señor./ FOTO: Cortesía Rafael Soldara Luna


"Así pues, en la Navidad de 1840, tuvo verificativo el primer desfile de estos carros alegóricos, en los que las personas encargadas de arreglarlos desplegaban todo su ingenio, asesorados por el escultor Don Longinos Núñez, no escatimando gastos en el adorno y confección que aquél les sugería; y en esa forma, tenían fama y eran admirados por los celayenses y sus visitantes: "El Paraíso", "La Torre de David", "La Fuente de la Gracia", "La Estrella de los Mares", "El Espejo de Justicia", "La Ciudad de Sión", "La Casita de la Virgen", "La Cabaña de los Pastores", "El Nacimiento", etc., etc., seguidos por la comitiva de los Reyes Magos con su recua de mulas cargadas con cofres y barriles dorados; llegando con los años este desfile a alcanzar un gran renombre y celebridad, pues hubo vez en que llegó a treinta el número de carros que hacía el recorrido por las calles, y para fines del Siglo ya era complementada esta fiesta con una famosa feria, en la que no faltaban las corridas de toros, las peleas de gallos, los bailes populares y el juego en la "Partida" de grandes sumas de dinero".
Las revoluciones y el daño a la tradición

"Las revoluciones, y sobre todo la última, a pesar de las exacciones y de la pérdida de vidas,  alcanzaron en medio de esos males hacer evolucionar las costumbres de los habitantes de Celaya, consiguiendo que con el cambio se acabara en ellos para siempre el carácter campirano y sencillo de los tiempos coloniales; pero aunque se logró encauzar su vida hacia el progreso, también es cierto que mucho se perdió en la emotividad y tradicionalismo de la población, pues la lucha sectaria al acabar entre otras cosas, con las celebraciones religiosas que antaño habían constituido el gozo del vecindario, borró con su supresión una de las características que habían sido más notables en la existencia de la ciudad, en parte por la divergencia de ideas que brotó hasta en el seno de las familias, y en parte por la dura represión de las nuevas autoridades, que se mostraban cada vez más celosas por hacer efectivos los preceptos reformistas de la Constitución del año de 57; por cuya razón hasta el desfile de carros alegóricos que, desde el año de 1840, se venía acostumbrando sacar en la Navidad, había perdido mucho en su presentación y lucimiento; y ya ni los indios organizaban tampoco aquellos ruidosos festejos que en otros tiempos preparaban en la solemnidad de la Santa Cruz, en las de sus Santos patrones y cuando las Juras de los Reyes, pues que habiendo sido muchos de ellos obligados a ingresar en los ejércitos contendientes, volvieron en su mayoría al hogar, ya con nuevos hábitos y manera de ser, que adquirieron en tierras extrañas y en la vida de los campamentos".

En 1876, en Celaya se respiraba tranquilidad luego de la reforma y el jacobinismo existente. "Así estaban las cosas, y se disfrutaba en la ciudad de las ventajas proporcionadas por el renacimiento que allí se operaba, tanto que hasta se hacían ya grandes preparativos para que las fiestas de "Navidad" resultaran más suntuosas que en años anteriores, tomando parte las familias en el arreglo de los carros alegóricos que habrían de desfilar, mientras que los comerciantes se disponían a obtener ganancias de importancia en la feria que tenía verificativo con ocasión de los mismos festejos".

En 1902, "se conservaba sí, algo de lo de antaño, sobre todo en sus fiestas; y en las de "Navidad" no dejaba de salir el tradicional desfile de carros alegóricos, que había llegado entonces a alcanzar una inusitada importancia por su número y por lo vistoso de su arreglo".

"En 1906, Siguieron los festejos para el Gobernador Joaquín González Obregón, y el 23 de diciembre se le ofreció un nuevo Banquete en el interior del mercado que se acababa de inaugurar; por la tarde asistió a una gran corrida de toros, en la que lidió el matador "Reverte Mexicano", y por la noche presenció el famoso y espectacular desfile de "carros alegóricos", que eran el número más gustado de las fiestas de "Navidad", desde que a mediados del pasado Siglo se celebraban en Celaya; volviendo a ver ese paseo el 24, día en que hubo otra corrida de toros, en la que alternaron los diestros "Bonarillo" y "Jaqueta", y el 25 en que también tuvieron verificativo unas "carreras de caballos" y una lucida "Kermés" en el nuevo mercado que tenía su nombre por divisa".
Los carritos y las escenas que se presentaban a principios del siglo XX

"Y aunque de las fiestas populares, con la aplicación de las Leyes de Reforma, se habían proscrito por completo aquellas suntuosas procesiones que antaño constituían la delicia de los habitantes, en cambio se hacía ya muy lucida la celebración patriótica del "16 de Septiembre", no dejándose de solemnizar el día de la "Purísima Concepción", Patrona de la ciudad; y también en ese entonces, la semilla tradicional y romántica que había sembrado en Celaya la inventiva del religioso franciscano, Fray Mariano Sánchez, germinaba de manera aparatosa con la restauración del desfile de carros alegóricos, que con pasajes bíblicos, salía en la "Navidad"; y que por sí solo constituía la mayor atracción de la feria que entonces se organizaba".

"La gente se arremolinaba en espera de la procesión de carros alegóricos, en el que la ciudad ponía todo su orgullo y entusiasmo. Para su arreglo, los Ayuntamientos no escatimaban su cooperación; pues todo lo contrario, aunque las familias se ocupaban de la confección de muchos de ellos, el Cuerpo municipal también participaba en la compostura, y "vestía" varios de los más bonitos y elegantes que desfilaban en la simbólica procesión. Algunas veces su número fue hasta de veinticinco y treinta carros, entre los que nunca faltaban: "el Paraíso", "la Ciudad de Sión", "la Cabaña", "la Fuente de la Gracia", "la Torre de David", "la Estrella de los Mares", "la Casita de la Virgen" y "el Nacimiento"; a los que seguían los Reyes Magos, jinetes en buenos caballos, ricamente enjaezados, a cuya retaguardia iba la llamada "recua" que, en cofres y barriles dorados, simulaba llevar los regalos que los Magos de Oriente iban a ofrecer al "Niño Dios" que acababa de nacer".

"En los últimos meses del año de 1917, en Celaya el tiempo iba poniendo de relieve el carácter ligero y jovial de los habitantes, pues aunque no faltaban motivos de inquietudes porque la paz aun no se
restablecía del todo en la República, algunos de los vecinos apoyados por el Ayuntamiento, se preparaban ya a reimplantar las fiestas de "Navidad", que hacía tres o cuatro años no se celebraban; con el aplauso de las clases populares, que en medio de las estrecheces y necesidades por que habían tenido que pasar, conservaban siempre latente el irrefrenable deseo de divertirse".


Nuevamente, las revoluciones demeritan la tradición

En 1918, narra el historiador Velasco y Mendoza, fueron atrapados unos forajidos que asolaban la región, "pudiéndose entonces celebrar las fiestas de "Navidad" de aquel año, en un ambiente en que el donaire de las conversaciones y el bullicio entre las gentes le daban su mejor y más simpática fisonomía a la ciudad".

"Aunque no con el esplendor acostumbrado en la época de la "Dictadura", el 24 y 25 de Diciembre salió el desfile de carros alegóricos, que desde tiempos pretéritos constituían el mayor incentivo de esas fiestas; pues como no se consiguió que las autoridades permitieran la representación de pasajes bíblicos en la confección de esos carros, el paseo resultó a la postre muy deslucido, porque no fue sino un remedo del atrayente desfile que salía cuando la ciudad disfrutaba de una floreciente situación, ya que no fueron sino unos cuantos carros los que se pudieron arreglar, simbolizando al "Comercio", "la Industria", "las Artes" y algún otro motivo del conjunto de ramos que constituyen la riqueza del país; y eso, con tan poco gusto y mezquindad en su confección, que a las claras ponían de manifiesto la estrechez de recursos en que entonces se vivía, resultando unos verdaderos adefesios, a pesar de que en ellos iban las señoritas más agraciadas de la población".

Ya en el último tercio del siglo XX, la Srita. Sara Montoya Patiño, tomó para sí la organización de los carritos, con alguna participación de parroquias y barrios. Sin embargo, casi 200 años después, la tradición regresa a sus orígenes, siendo precisamente el depositario del mismo, el Guardián del Templo de San Francisco, sucesor de aquél Fray Mariano Sánchez que tuvo la inspiración de hacerlo de manera devota y organizada, sumando a los barrios de la ciudad primero, y luego, en una planeación adecuada y dialogada con los párrocos y rectores de templos, llegar a toda la ciudad para recuperar ese lustre que los celayenses supieron darle a lo largo de casi dos siglos.


Eugenio Amézquita

Existe un sitio con más de 250 años de existencia y que ha sido de acciones que han sido parte de la historia de nuestro país. Pero, sus orígenes, razón de ser y funciones se siguen manteniendo a nuestros días, una razón espiritual que sigue haciendo el bien en muchas almas no sólo de la región y del estado, sino del país y fuera de él.

"La Casa de Ejercicios Espirituales en Atotonilco, Gto., es un lugar de encuentro espiritual, pero real, con Nuestro Señor Jesucristo", narra el director de este lugar de espiritualidad, el Padre Raúl Ramírez Montoya.


Nuestro entrevistado, Pbro. Raúl Ramírez Montoya, director de la Santa Casa.

"En esta casa tenemos la oportunidad para reconocernos pecadores y arrepentirnos de nuestros pecados".

"Con toda razón le llamamos Casa Santa, casa del amor de Dios, casa del perdón y de la misericordia de Dios, pues en cada tanda de ejercicios espirituales vivimos las maravillas del amor de Dios, por el encuentro vivo con Nuestro Señor Jesucristo Resucitado, mediante la oración, la Eucaristía la predicación, la escucha de la palabra de Dios y la penitencia corporal".

"Podemos decir que en las tandas de ejercicios se vive una comunicación de vida cristiana y se continúa en la vida cotidiana", profundizó el sacerdote de la Diócesis de Celaya..

¿Cuál es el origen de la Casa de Ejercicios en Atotonilco?

"El Padre Luis Felipe Neri de Alfaro, nació en la Ciudad de México, D.F., el 25 de agosto de 1709, fue ordenado Presbítero el 11 de junio de 1733, en la Congregación de San Felipe Neri, en el Oratorio de San Miguel de Allende, Gto,", expresó.


"Construyó la casa de los ejercicios y el Santuario donde predicó la primera tanda de ejercicios espirituales el 11 de julio de 1765, a 25 personas, entre ellas, 12 personas pobres a quienes en suerte les dio el nombre de los 12 apóstoles", abundó.

"Así fundó la Casa de Ejercicios que el 11 de julio de 2015 cumplió su 250 aniversario", recalcó.

"El Padre Luis Felipe Neri de Alfaro siguió el método de los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola (siglo XVI), cuyas meditaciones tienen la finalidad de perfeccionar la virtud y fortalecer el espíritu de la vida cristiana", citó.

"Y el Padre Luis Felipe Neri con su espíritu centrado en su amor profundo en la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, nos quiso transmitir el asombro que él sentía ante el amor infinito de Dios por la obra de la redención. Y de esta manera llama a penitencia interna y externa para la reconciliación con Dios.

La Casa de Ejercicios de Atotonilco sigue siendo lugar de conversión para que los ejercitantes viviendo el gozo del encuentro con Nuestro Señor Jesucristo, sintiéndose amados y perdonados por Dios vuelvan a su familia y a su comunidad a compartir la alegría y la belleza del Evangelio con su misma vida cristiana", dijo.

¿Cómo se trabaja en la Casa de Ejercicios?

"Actualmente se realizan 32 tandas de ejercicios espirituales, de una semana de encierro, durante el año, 13 para varones y 19 para mujeres", puntualizó.



La tanda comienza el domingo a las 19:00 horas con la Eucaristía y termina el domingo siguiente con la Eucaristía a las 6:00 de la mañana.

"Un número aproximado de 40,000 personas participan cada año. Son personas humildes y de escasos recursos económicos en mayor número, pero también personas de mayores recursos y profesionistas", mencionó.


"Vienen de distintos Estados de la República como: Jalisco, Guanajuato, San Luis Potosí, Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, Querétaro, Distrito Federal, Estado de México, Michoacán, Colima, Tlaxcala, Puebla, Hidalgo, Sinaloa, Sonora, Veracruz, Oaxaca, Tabasco y personas que radican en Estados Unidos", explicó.

"También nos visitan personas de comunidades indígenas: purépechas, náhuatlacas, otomíes y mazahuas", expresó.

"El equipo de sacerdotes de esta Casa te invitan a vivir estos ejercicios espirituales que realizamos en este lugar de encuentro con Cristo vivo y misericordioso", finalizó.

Mayores informes a los teléfonos:
01(415) 185 20 50 y 01(415) 185 20 14

y en nuestro sitio web https://atotonilco.diocesisdecelaya.org

 Deseo inscribirme en el Sistema de Avisos de la Santa Casa de Ejercicios de Atotonilco

Ubicación Geosatelital de la Santa Casa de Ejercicios de Atotonilco


Ver mapa más grande

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.