Articlulos por "Municipios"

3-D Abel Cureño Acámbaro Accion Actores Adolescencia Adopcion Africa Alabanceros Alicia del Lago Amanda del Llano Ambiente campirano Amelia Wilhelmy America colonia America colonial Amistad Andrés Soler Ángel Garasa Ángel T. Sala Animacion Animales Aniversarios Antigua Grecia Antigua Roma Antiguo Egipto Antiguo Testamento Antonio Aguilar Antonio Banderas Año 1932 Año 1934 Año 1937 Año 1938 Año 1939 Año 1940 Año 1941 Año 1942 Año 1943 Año 1944 Año 1945 Año 1946 Año 1947 Año 1948 Año 1949 Año 1950 Año 1951 Año 1952 Año 1953 Año 1954 Año 1955 Año 1956 Año 1957 Año 1958 Año 1959 Año 1960 Año 1961 Año 1962 Año 1963 Año 1964 Año 1965 Año 1966 Año 1967 Año 1968 Año 1969 Año 1970 Año 1971 Año 1972 Año 1973 Año 1974 Año 1975 Año 1976 Año 1977 Año 1978 Año 1979 Año 1981 Año 1982 Año 1983 Año 1984 Año 1985 Año 1987 Año 1988 Año 1989 Año 1990 Año 1991 Año 1992 Año 1993 Año 1994 Año 1995 Año 1996 Año 1997 Año 1998 Año 1999 Año 2000 Año 2001 Año 2002 Año 2003 Año 2004 Año 2005 Año 2006 Año 2007 Año 2008 Año 2009 Año 2010 Año 2011 Año 2012 Año 2013 Año 2015 Año 2016 Año 2017 Año 2018 Año 2019 Años 1900 Años 1910-1919 Años 20 Años 30 Años 40 Años 50 Años 60 Años 70 Años 80 Apaseo el Alto Apaseo el Grande Archivo Histórico Armando Velasco Arreglista Arte Arte Basáltico Arte sacro Artes marciales Artesanias Artesanías Artesanos Articulos Artículos Artistas Asesinos en serie Asociación Plástica Celayense Atarjea Atletismo Atotonilco Audio Aventura espacial Aventuras Aventuras marinas Aves/Pajaros Baile Bandas de Viento Bares Barrio de San Antonio Barrio de Tierras Negras Basado en hechos reales Belico Bélico Biblia Biografico Blanca Estela Pavón Boletín Bomberos Botargas Boxeo Buddy Film Café Cultural de Acámbaro Cajeta Canal 22 Canal Once Cantantes Cantinflas Capa y espada Capilla de Nuestra Señora de los Dolores Capillas Carlos Francisco Rojas Gómez Carlos López Carlos López Moctezuma Carlos Orellana Carmen Montejo Carritos de Navidad y Posadas Casa de la Cultura de Celaya Casa del Diezmo de Celaya Catastrofes Celaya Celebraciones Celos Centro Cultural El Nigromante Centro Humanitario Caminemos Juntos Certamenes Chachita Charlton Heston Christiane Martell Ciencia ficcion Cine Cine épico Cine Español Cine familiar Cine independiente USA Cine Mexicano Cine Religioso Ciudades Patrimonio de la Humanidad Cocina Cocina Navideña Cocineras tradicionales Colaboradores Colegios & Universidad Colegios y Universidad Colonialismo Colonias Columba Dominguez Comedia Comedia de terror Comedia dramatica Comedia juvenil Comedia romantica Comic Comida tradicional Comonfort Compositor Conciertos Concursos Conferencias Conservatorio de Música de Celaya Consuelo Frank Consuelo Venancio Coros Corridos Crimen Cristo Cronistas Cuenta Cuentos Cultura Cursos Cyberpunk Dante Gabriel Jimenez Muñoz Ledo Danzas Prehispánicas David Carracedo David Niven David Reynoso Delegación Regional de Educación Zona Este Delia Magaña Dengue Deporte Devociones Dia de los Fieles Difuntos Diocesis Diócesis de Celaya Diplomados Distopia Doblaje Docentes Doctor Mora Documental Dolores del Rio Dolores Hidalgo Domingo Soler DOXIDI Drama Drama carcelario Drama de epoca Drama romántico Drama Social Edad Media Eduardo Vivas Educación Ejercito El Evangelio del día El santo del dia Emilio "Indio" Fernandez Emilio Fernández Emma Rodríguez En Directo Enfermedad Enrique Lucero Enseñanza Epoca de Oro del Cine Mexicano Ernesto Fiance Ernesto Gomez Cruz Esclavitud Escritores Escuelas Primarias Espionaje Espiritualidad Estanislao Schillinsky Etnias Eugenio Amezquita Eulalio Gonzalez "Piporro" Eventos EWTN Televisión Exequias Exportaciones Exposiciones Extraterrestres Fabian Solano Familia Fantasmas Fantastico Fantástico Ferias Fernando Fernandez Fernando Rey Fernando Soto "Mantequilla" Festivales Festividades Fiestas Fiestas Patronales Fin del mundo Flor Silvestre Foro TV Fotografías Franciscanos Francisco Rabal Francisco Sauza Vega Francisco Seva Rivadulla Freddy Fernandez Fruta de horno Futuro postapocaliptico Ganadora de Oscars Gastronomía German Valdes "Tin Tan" Gloria Mange Gloria Morel Gobierno del Estado Gore Gran Depresion Guadalupe Radio Guanajuatenses en el cine Guanajuato Guanajuato Desconocido Guerra Chino- Japonesa II Guerra de Cuba Guerra de Secesion Guerra de Vietnam Guerra Fría Guerras Napoleonicas Hector Suarez Historia Historiadores Historico Holocausto Holocausto nuclear I Guerra Mundial Iglesia Iglesia Católica Ignacio Lopez Tarso Ignacio López Tarso II Guerra Mundial Imágenes Indulgencias Infancia Infantil Instituto Municipal de Cultura y Arte de Celaya Internet/Inormatica Intriga IPN Irma Dorantes Italia Jalpa de Cánovas Jaral del Progreso Jet-Li Joaquín Cordero Joaquín Pardave Joaquín Pardavé John Wayne Jorge Arvizu Jorge Martínez de Hoyos Jorge Mistral Jorge Negrete José Alfredo Jiménez Jose Carlos Ruiz José Elías Moreno Juego Juegos olimpicos Julio Aldama Julissa Katy Jurado La India Maria La Retama Editorial León Leonardo Amezcua Ornelas Leyendas Libros Liturgia de las Horas Lola Beltran Luis Aguilar Luis Leal Solares Lyka Mafia Magia Manolo Fabregas Manuel "Loco" Valdes Manuel Palacios "Manolin" Mapas Marcelo Chavez Maria Elena Marques Maria Felix María Félix Maria Gentil Arcos Martha Valdez Marvel Comics Mauricio Garces Medicina Mediometraje Melodrama México Travel Channel Miguel Arenas Miguel Inclán Miguel Manzano Mimí Derba Mineral de Pozos Miniserie de TV Mitologia Molcajete Monstruos Movimiento Cristero Municipios Muñecos Museo de Celaya Octavio Ocampo Musica Música Música en vivo Musical Navidad Nazismo Neo-noir Nivel Básico Noreste de Guanajuato Noticias Novela Novenarios Nuestra Señora de los Remedios Nuevo Testamento Obispo Obispo Emérito Obituario Obra Publica Oliver Hardy Oraciones Oratoria Orden de Frailes Menores Oscar Pulido Otomíes Padre Fernando Manriquez Cortes Padre Rogelio Segundo Escobedo Pandemia Parábola Parodia Parroquia de Jesus Nazareno Parroquias Patrimonio de la Humanidad Pax Televisión Pedro Armendariz Pedro Armendáriz Pedro de Urdimalas Pedro Infante Pelicula de culto Pelicula de episodios Peliculas Películas Peliculas con Valores Peliculas de valores Peliculas Religiosas Peplum Periodismo Personajes Pesca Pintores Pintura Pobreza Policia Policiaco Politica Precuela Prehistoria Presbìteros Presentaciones Procesiones Provida Pueblos Mágicos Purisima Concepción de Celaya Purísima del Rincón Racismo Radio Rafael Rivelles Rafael Soldara Luna Ramon Valdes Realismo Magico Recetas Recetas escolares Religion Religión Religiosidad popular Remake Rene Cardona Revolucion Francesa Revolucion Mexicana Revolución Mexicana Revolucion Rusa Road Movie Roberto Cañedo Robin Williams Robos & Atracos Robots Romance Rosita Arenas RT Rugby Sacerdotes Salvatierra San Juan de la Vega San Luis de la Paz San Miguel de Allende Santa Casa de Ejercicios de Atotonilco Santa Cruz de Juventino Rosas Santa Misa Santuario de Jesús Nazareno Sara Garcia Sara Montiel Satira Secretaria de Desarrollo Economico y Sustentable Secretaria de Educación de Guanajuato Secretaria de Salud de Guanajuato Secretaría de Turismo Secuela Secundaria General José María Morelos y Pavón Serie de TV Sierra Gorda Siglo IV Siglo VII Siglo XI Siglo XII Siglo XIII Siglo XIX Siglo XV Siglo XVI Siglo XVII Siglo XVIII Sobrenatural Soria Star Wars Steampunk Stop Motion Submarinos Superheroes Supervivencia Susana Guizar Teatro Telefilm Telenovelas Televisión Templo de la Tercera Orden Templo de San Francisco Templo de San Francisco de Celaya Templos Temporada Navideña Tenor Jesús Humberto Palato Pescador Terraza 5 Terror Terrorismo Thriller Titanic Toros Tortillas ceremoniales Trabajo/empleo Tradiciones Tradiciones religiosas Tresguerras Turismo Turismo Religioso TV Cuatro TV UNAM Ubicaciones Universidad de Celaya Universidad de Guanajuato UTSMA Valentín Mancera Venganza Viajes en el tiempo Victoria Vida campirana Vida Rural Vidas de santos Videos Virgen de Guadalupe Virgen Maria Viruta y Capulina Vitola Volcanes Western Whatsapp Wolf Ruvinskis Xichú Ximhai
Mostrando las entradas con la etiqueta Municipios. Mostrar todas las entradas

Eugenio Amézquita Velasco

Fray Julio Negrete OFM, rector del templo de San Francisco de Celaya, anunció a Guanajuato Desconocido los horarios de las misas en este bello templo franciscano, sede de la Patrona, la Purísima Concepción, al aplicarse semáforo naranja y restablecerse al 25% la asistencia al culto público en los templos de la Diócesis de Celaya, en base a la circular 12/2020, firmada por el Obispo de CELAYA; Mons. Benjamín Castillo Plascencia y el secretario canciller, Pbro. Juan Galván Sánchez.

El sacerdote y fraile franciscano indicó que las misas que estarán celebrándose serán las de 9:00 horas, 11:00 horas, 13:00 horas, 17:00 horas y 19:00 horas. El cupo máximo por misa será de 120 personas. Al cubrirse el cupo, se pedirá a quienes no puedan acceder al templo esperar la siguiente celebración si así lo desean.

La Santa Misa de 9:00 horas seguirá transmitiéndose en vivo vía Facebook a través de la Página del Templo de San Francisco así como en el sistema de páginas de la Agencia Católica de Noticias de México y la Diócesis de Celaya.

Se está solicitando a los fieles no llevar niños menores de 12 años. Se aplicarán las medidas sanitarias establecidas en el documento de Disposiciones Diocesanas para la Reactivación de los Servicios Eclesiales en Tiempo de Pandemia que fueron también revisados y con visto bueno de las autoridades del Gobierno del estado.

Entre dichas medidas está el uso de cubrebocas, la sanitización de los templos, el uso de gel y los tapetes desinfectantes. El cupo máximo que se permitirá en el templo de San Francisco es de 120 personas por celebración.

Se recordó que sigue vigente la dispensa del precepto de la Santa Misa dominical, emitida por el Obispo de Celaya, dado que aún no se ha normalizado el servicio de la misma y la imposibilidad de los fieles de acudir en su totalidad.


Eugenio Amézquita Velasco

Mons. Benjamín Castillo Plascencia, obispo de Celaya, emitió este 7 de agosto la circular No. 12 donde da indicaciones a todos el presbiterio de la Diócesis de Celaya, sobre la reapertura de los templos y el culto público, siguiendo las normas sanitarias respectivas y sólo al 25% de la capacidad, a fin de evitar situaciones graves de contagio, luego de aprobarse el semáforo naranja, aplicar ciertas disposiciones en materia sanitaria y ser consideradas como válidas por las autoridades del estado de Guanajuato para poder llegar a esta apertura.

El documento que va dirigido a los sacerdotes ubicados en los 10 municipios que abarca la Diócesis de Celaya - Cortazar, Villagrán, Apaseo el Grande, Apaseo el Alto, Santa Cruz de Juventino Rosas, Comonfort, Celaya, San Miguel de Allende, San Diego de la Unión, Dolores Hidalgo y San Luis de la Paz- señala que "como es bien sabido, estamos viviendo momentos difíciles para todos, debido
a la pandemia por el coronavirus. Esta circunstancia ocasionó el cierre de todos los lugares de culto, de todas las iglesias y templos. También las bendiciones Urbi et Orbi del Papa Francisco, se realizaron ante una Plaza y Basílica de San Pedro totalmente vacías". 

"En nuestra cuaresma, el viacrucis y demás vivencias propias de la Semana Santa, fueron transmitidas a través de páginas de Facebook, sin embargo, en muchos hogares se ha potenciado realmente la vivencia de una iglesia doméstica La situación de dificultad nos movió a que como lglesia diocesana nos organizáramos para hacer frente a éste momento sin igual". 

Continúa indicando que "el 19 de junio del presente, fiesta de El Sagrado Corazón de Jesús, compartí "Las Disposiciones Diocesanas para la Reactivación de los Servicios Eclesiales en Tiempos de Pandemia" mismos que fueron fruto de la aplicación de los protocolos enviados por la CEM y como resultado de la reflexión de algunos de ustedes. Estas disposiciones en su cuarto momento de la primera fase mencionan "Cuarto momento, momento de apertura", aclarando: "Si el sistema estatal de semáforos lo permite, (Semáforo Naranja), se prevé una apertura a la participación moderada de fieles".

"Tomando en cuenta que el miércoles 5 de agosto las Autoridades Estatales dieron a conocer el paso del semáforo Rojo al semáforo naranja color que permite las actividades en espacios públicos cerrados, donde se clasifican nuestras actividades de culto, reflexionamos que esto es un signo esperanzador, es un paso, aun pequeño, pero al fin un avance hacia delante, ya que de ningún modo debe interpretarse como si la pandemia hubiera terminado. Esta realidad nos pide a todos ser cautos.y muy responsables como sociedad, para promover y cumplir al pie de la letra todas las medidas sanitarias, mismas
que ya todos conocemos."

Prosigue destacando que "esta reapertura favorecida por la transición del semáforo, debe permitirnos
pasar del mero discurso a la acción, mostrando a los laicos que los servicios eclesiales también son esenciales, pero estas acciones también han de ser orientadas a formar a los fieles y acompañarles en la toma de conciencia, de que la amenaza de contagio no ha terminado y no se sabe cuando concluirá".

"Ante ese escenario, nuestras parroquias y rectorías deben ser modelo en la aplicación de protocolos del Sector Salud y disposiciones diocesanas; solo así se garantiza el cuidado y la salud de todos y de cada uno. Será necesario que en cada parroquia se puedan mostrar a quienes así lo soliciten nuestras Disposiciones Diocesanas de 19 de Junio y la carta de validación de los mismos que emite la Autoridad Estatal (que se les hará llegar digitalmente)".

El Obispo de Celaya añade que "con el favor de Dios, si se cumplen con las Disposiciones Diocesanas (protocolos), desde este momento tendremos la reactivación de actividades eclesiales, solo de culto, (no es tiempo ni momento para procesiones, fiestas patronales o actividades que tengan que ver con la aglomeración de personas en atrios o inmediaciones del templo) con el aforo del 25% de la capacidad del templo, y las demás medidas protocolarias establecidas por la Autoridad sanitaria y por las Disposiciones Diocesanas".

"Sobre la celebración de sacramentos, siguen vigentes las disposiciones de la última circular. El principio que debe regir nuestro actuar debe ser "gradualidad, responsabilidad y orden". No olvidar que la caridad debe ser nuestro principal distintivo; sin embargo, se deberá advertir que no es momento para que asistan las personas mayores, los niños y quienes tienen padecimientos que aumenten riesgo de contagio. Advierto que no es tiempo de catequesis o enseñanzas presenciales, sin embargo podría ser oportuno implementar el modo virtual para nuestras reuniones de formación".

"Aprovecho la ocasión para expresar mi gratitud, tanto al presbiterio como a todo el pueblo de Dios por su comprensión y entrega, y abrigo la esperanza de que en un futuro cercano las condiciones sean más favorables para vivir y celebrar en plenitud nuestra fe".

Firman el documento, Mons. Benjamín Castillo Plascencia, obispo de Celaya y el secretario canciller, Juan Galván Sánchez.

Se destacó que la dispensa del precepto de la Santa Misa seguirá vigente toda vez que no se puede atender al 100 por ciento de la demanda de culto, pero se ha pedido a las personas que lo deseen y puedan, sin romper las normas antes señaladas, acudan a las celebraciones.

El visto bueno de las autoridades

Por su parte, el gobierno del estado a través del director de Concertación Política de la Secretaría de Gobierno, Lic. Juan Carlos López Ruiz, emitió el oficio DGCP/073/2020 de fecha 6 de agosto de 2020 se señala del apego de los protocolos planteados por la DIócesis de Celaya y recomendaciones para la apertura de actividades de culto religioso. 


Eugenio Amézquita Velasco

La Diócesis de Celaya lanzó un video donde invita a la población en general a utilizar el cubreboca para romper la cadena de la pandemia del coronavirus, toda vez que el estado de Guanajuato se mantiene bajo semáforo rojo y se han incrementado los casos de morbimortalidad en algunos de los municipios del estado

La producción, a cargo de la Catedral de Celaya y más específicamente del encargado de la Pastoral para la Comunicación en el Decanato de Catedral, Pbro. Samuel Damián Pascual, muestra la participación de varios ciudadanos, de diversas edades y actividades así como del párroco de la Catedral, Pbro. Gilberto Rico Gómez y del obispo de Celaya, Mons. Benjamín Castillo Plascencia, mostrando de una manera práctica el uso del cubrebocas en cualesquiera de las actividades diarias, a fin de no solamente protegerse ellos mismos sino también proteger a los demás.

El video busca también hacer conciencia y romper con la peligrosa incredulidad de algunos sectores de la población, que considera como una "mentira" la presencia del coronavirus, aunque la realidad es que ya existen muchos testimonios de celayenses cuyos familiares donde los mismos han resultado afectados por la pandemia, en algunos casos, de manera mortal.

Cabe señalar que desde hace varios años, la Catedral de Celaya ha destacado por sus producciones en redes sociales así como de programas de formación humana y cristiana católica así como de celebraciones litúrgicas y en esta ocasión, una producción con alto contenido social en apoyo de todos, a través del equipo de laicos que encabeza el Pbro. Samuel Damián Pascual.

Fabián Solano, la grandeza del músico, compositor y arreglista cortazarense,
sin la perdida de la humildad./ FOTO: Eugenio Amézquita
Eugenio Amézquita

De tiempo en tiempo, se dan excelentes artistas que trascienden por su calidad y virtuosismo en la ejecución de instrumentos musicales, en donde alguno de estos se vuelve compañero inseparable de su ejecutante. Es el caso de Fabián Solano Torres a quien nos concedió una entrevista para Guanajuato Desconocido, y en una auténtica radiografía, nos habla de su persona y de sus capacidades musicales.



En el caminar del periodismo, una de las mejores compañía que uno encuentra en el camino -hay muchas, aclaro- es la de un músico. Alegra los momentos de tristeza. Pero el gran músico, el compositor, el arreglista y el virtuoso que es Fabián Solano, se suma a una virtud que debe ser infaltable en los artistas: la humildad. Y ese es el encanto de Fabián Solano, el ser humilde, en medio de un mundo donde la soberbia siempre encuentra espacio en todos.

¿Quién es Fabián Solano?

José Francisco Fabián Solano Torres es el nombre completo de este artista, que se presenta como "Fabián y su sax" en el mundo del arte. Nació en Cortazar, Guanajuato; y en su formación académica destaca que "en 1987, ingrese al Conservatorio Nacional de Música, en la carrera de dirección de orquesta".

El inolvidable organista guanajuatense, Juan Torres./ FOTO: Internet

Entre su recorrido de actividades profesionales y artísticas narra que "en 1992 me integre al grupo del maestro Juan Torres, como saxofonista y trompetista".

La tabasqueña Yekina Pavón./ FOTO: Internet
"En 1999 - 2000 participe en la grabación del disco de boleros de Yekina Pavón. En 2001 fui invitado por el arreglista Federico Chávez para la grabación de la música incidental de las novelas Como el agua y el aceite y El país de las mujeres".

Los Hermanos Castro, destacado cuarteto de voces románticas./ FOTO: Crónica Jalisco
"En 2002 fui invitado al último concierto del Sr. Juan Torres con la Orquesta Filarmónica de la
ciudad de Querétaro, asimismo coordinando y participando en la sección de metales de la
orquesta de "Los Hermanos Castro".

El destacado compositor veracruzano, Fato./ FOTO: Internet
"En el año 2004 me integre al grupo de trabajo como saxofonista y trompetista de uno de los más destacados compositores en el país, Fato tanto en su grupo musical como en sus producciones. Las más destacadas producciones en grabación de discos fueron para: Mayte, álbum de Fato Alba 11, Mariana Seoane, Elsa Ríos, grabando con el arreglista Tino Geiser una producción para: el Sr. Alberto Cortez, y participando en una producción con el Sr. Vicente Fernández, para una producción de Ana Rosa".
La artista Mariana Seoane. /FOTO: Internet
 "En el 2007 en el Festival Canción ISSSTE a nivel nacional teniendo como final el Auditorio Nacional, así mismo estando en un programa de Televisa Guadalajara Directo al corazón, con
el negro Fato acompañando a varios artistas: Pepe Aguilar, Guadalupe Pineda, Dulce,
Estela Nuñez, Napoleón, entre otros".

Angela Miranda, ganadora del Festival del Mariachi en Estados Unidos./ FOTO: El Universal Querétaro
"En el 2008 hice una producción participando como director, arreglista y músico con Ángela
Miranda ganadora del Festival del Mariachi en Estados Unidos. Y en el mes de marzo presento mi primer disco como trompetista, saxofonista, compositor y arreglista, luego obtuvo el
premio de las Palmas de Oro en ese mismo año".

"En ese mismo año presente mi primer disco de smooth jazz e instrumental Te siento junto a mí.
Premios, reconocimientos y distinciones obtenidos: fui invitado a un desayuno por el presidente
de México Felipe Calderón Hinojosa.

El maestro Fabián Solano, en el Festival de Jazz de Guatemala./ FOTO: Hugo Muralles
"He representado a México con mi Grupo de Jazz en el Festival de Guatemala en 3 ocasiones, con  “Fabián y su ensamble de jazz”. Obtuve un premio de composición en el estado de Guanajuato.

El Ensamble de Jazz de Fabián Solano, en el festival de Jazz de Guatemala./ FOTO: Hugo Muralles
En lo académico, en 2020, el maestro Solano finalizó la licenciatura en Pedagogía en Celaya, Guanajuato. Igualmente en 2020 presentó su libro pedagógico “Círculo de quintas”. También comparte su experiencia, su música y sus capacidades en el Instituto de Arte y Cultura de Celaya, que dirige nuestro buen amigo Dagoberto Serrano.

Si usted desea conocer más de la música, sus presentaciones, discos, clases virtuales y presenciales y todo lo relacionado con el maestro Fabián Solano, usted puede contactarlo directamente
vía Whatsapp en el  +52 1 461 177 3386
#GuanajuatoDesconocido



Eugenio Amézquita

Existen muchos personajes en Guanajuato que tienen historia trascendente, no sólo por ser la cuna de la Independencia y sede de batallas, sino también por ciertos papeles que cumplieron en diversas épocas. Es el caso del entonces asaltante Valentín Mancera, cuya parte de historia se recoge en la obra de Don Luis Velasco y Mendoza "Historia de la Ciudad de Celaya.

Don Luis narra que, alrededor de 1881, "en esos días otro de los temas que daba qué hacer a los periódicos locales, era el referente al bandidaje que se había desatado en toda la entidad, pues al amparo de las revoluciones, este mal se había propagado en forma tan escandalosa, que ya ni en el interior de las poblaciones se gozaba de seguridad".

"Los robos y los plagios eran así cosa común y corriente, y en Celaya se llegó a dar el caso de que se apoderaran de las puertas de una casa en la calle de "Mesones", y de que en pleno día una partida de forajidos, compuesta por quince individuos, llegara hasta uno de los barrios de la ciudad, y allí despojara impunemente a los pobres indígenas que cuidaban sus hortalizas, de sus frazadas y hasta de las botas de cuero con que sacaban el agua de las norias para los riegos; todo lo cual daba motivo para que la prensa atacara a la policía municipal, diciendo: "que cuando por evento impartía algún auxilio, lo hacía tan tarde y tan mal, que sólo llegaba para tener noticia del rumbo que habían tomado los bandidos".

"Y no era que el Jefe Político, Catalán, se desentendiera en acabar con ese deplorable estado de cosas, pues que, apoyándose en la terrible Ley que bajo el No. 35 había expedido en contra de los asaltantes y plagiarios la Legislatura de Guanajuato con fecha 1º de Marzo del mismo año, hacía continuas salidas de la plaza para buscar a los malhechores; y cuando éstos caían en sus manos, les daba  irremisiblemente la muerte, aunque después los mismos periódicos, en su afán de criticar a la  administración, lo acusaran de contravenir a los Arts. 13 y 20 de la Constitución Federal".




"Pero el mal estaba ya tan extendido para entonces, que hasta en una ocasión las fuerzas del Estado habían sido vencidas, en las inmediaciones de Munguía, por la cuadrilla de un facineroso al que llamaban "el Chacuis"; y como la seguridad iba siendo cada día más rara en la entidad, la Federación acudió en su ayuda enviando fuerzas a Guanajuato para que cooperaran en la extinción del bandidaje. Con ese objeto llegó a Celaya el 7º Regimiento para perseguir en compañía de las fuerzas locales a las gavillas de ladrones que allí existían, (2) pues a la sazón se había hecho famosa la de un tal  Valentín Mancera, que tenía aterrorizados a los agricultores y viajeros de la región".

Prosigue narrando el historiador que "a todo esto, en la comarca en que se asienta Celaya seguían
haciendo de las suyas las cuadrillas de bandidos; y de entre ellas había alcanzado una triste fama la de Valentín Mancera, que asaltaba a las "Diligencias", plagiaba a los viajeros que tenían algún caudal, y robaba a los agricultores ricos de la región".

"Este forajido había nacido en el vecino pueblo de San Juan de la Vega, y en sus mocedades fue peón de alguna de las haciendas de las cercanías, que en su mayoría eran de españoles; pero el mal trato recibido por él y luego una injusticia que le cometieron y que vengó hiriendo al ofensor, lo orillaron a huir al monte, donde al poco tiempo se reunía con otros hombres que también tenían cuentas pendientes con la justicia, llegando con el tiempo a formar una bien organizada banda de asaltantes y plagiarios, de la que fue al fin jefe; convirtiéndose entonces en el azote de toda la comarca que en el Bajío se extiende desde los cerros de la "Gavia" y "Juan Martín" hasta las estribaciones de la Sierra Gorda de Guanajuato".

"Era generoso con la clase humilde, y a esto se debía en gran parte que no obstante las búsquedas y persecuciones de que en ocasiones lo hacían objeto las fuerzas de seguridad pública de Celaya y demás poblaciones comarcanas, no fuera nunca localizado ni mucho menos aprehendido; a pesar de que a veces penetraba solo a esos pueblos y ciudades para divertirse y hasta para proveerse de parque y de algunas otras cosas que le eran indispensables, porque por todas partes tenía amigos que le daban aviso de los movimientos de sus perseguidores; uno de ellos, desde luego, el Jefe Político de Celaya, quien por más esfuerzos que había hecho para apoderarse del delincuente y destruir a su cuadrilla, hasta entonces siempre le resultaron infructuosos".

"Mas lo que no pudo lograr la constancia, la diligencia y el valor, lo consiguió en cambio el dinero y la traición; porque el Corl. Catalán, viendo que su persecución no le daba ningún resultado práctico, recurrió al arbitrio de ofrecer una cantidad regular de monedas a cualquiera que le entregara a Mancera, y en esa forma sí hubo quien se prestara a traicionarlo para que se apoderara de él la justicia; siendo sus denunciantes tres mujeres de la vida galante que respondían a los nombres de Francisca, Sanjuana y Virginia, a las que el asaltante visitaba en Celaya; y que tenían su casa en la esquina de las calles de "la Humildad" y "San Juan de Dios", frente al templo del mismo nombre".

"En consecuencia, en la mañana del 19 de Marzo de 1882, mientras Virginia y Francisca entretenían a Valentín, que se encontraba desvelado porque la noche anterior la había pasado alegremente en la
casa de sus amigas después de que éstas lo habían ido a invitar hasta la Hacienda de "San Antonio", Sanjuana se fue a la Jefatura Política, o sea al actual Palacio Municipal, y allí se presentó al Corl. Catalán para decirle que Mancera estaba a su disposición. Entonces el Jefe Político convino con ella: en que la señal para que se pudieran presentar los aprehensores, sería una flor arrojada a la calle por la misma mujer; y sin perder un instante dio sus órdenes para que muerto o vivo le trajeran a Valentín a su presencia. Un capitán de las fuerzas de caballería del Estado y el Comandante de la policía, con sus respectivas fuerzas, rodearon la casa en que aquél se encontraba; y como de improviso apareciera la señal convenida, por una ventana fue acribillado a balazos el malhechor, sin que se defendiera porque estaba descuidado y sentado de espaldas a la calle. (6)"




"Ya muerto, los policías se apoderaron del cadáver para llevárselo en rastras, cogido por los pies y con la cabeza rebotando en el empedrado de las calles; pero cuando así pasaban por la casa del "Diezmo" salió de allí el P. Muñoz, capellán del templo de "La Compañía", y este sacerdote les reprochó a los guardianes del orden su proceder, instándolos para que tuvieran compasión cristiana
con el muerto; reflexión que los hizo improvisar una camilla, en la que lo condujeron hasta el portal del "Oficio" donde estaba la "Jefatura"; y una vez entregado el cuerpo al Corl. Catalán, fue allí expuesto a la curiosidad pública para escarmiento de los demás delincuentes que tenían atemorizada a la población".



"La muerte de este célebre bandido fue muy comentada, y dio motivo hasta para que algún poeta vernáculo compusiera un "Corrido" que después se cantaba mucho en la ciudad, al rasguear de las guitarras; y que solamente a título de curiosidad histórica, y para que se vea que aquél gozaba de gran popularidad, copio algunos de sus versos, aunque éstos carezcan de todo mérito literario; dicen así:"

"Decía Valentín Mancera
paseándose en los jardines:
"a seis centavos les doy
cabezas de gachupines!".

"Virginia dijo a Sanjuana:
tú dirás si lo entregamos
dicen que nos dan cien pesos,
con eso la remediamos".
Sanjuana se fue al Oficio,
pasó por San Agustín
y le dijo al señor Jefe:
"Señor, ay'ta Valentín".

"La siguió la policía,
y como a un perro lo mató
al hallarlo descuidado
pues su amiga lo vendió".

"Valentín nació en San Juan
y en San Juan de Dios murió,
y Sanjuana se llamaba
la mujer que lo entregó".

"Decían que cargaba el Diablo,
mentiras, no traía nada;
lo que cargaba en su cuerpo
era una GUADALUPANA!". (7)



"No con la desaparición de Valentín Mancera se dio fin al bandidaje en la comarca, pues aparte de que había otros muchos facinerosos, los subordinados de aquél continuaron dando qué hacer con sus latrocinios, ahora bajo las órdenes de Ascensión Ochoa, a quien llamaban "Lías"; y no fue sino hasta algunos años después, siendo Jefe Político de Celaya el Corl. Don Francisco Ruiz, cuando éste en
una forma implacable exterminó completamente a los ladrones y plagiarios; escapándose "Lías" Ochoa de la muerte, porque muy a tiempo se amnistió con algunos otros de sus compañeros de aventura, a los que les decían: "Los Buches Amarillos"

Valentín Mancera, en el cine

En 1942, la vida de Valentín Mancera es llevada a la pantalla, tomando la historia de ese corrido. En el papel principal, Antonio Badú, acompañado por un joven Pedro Infante, en el papel de segundo amigo. La ficha filmográfica da datos precisos de esta obra:




Título original
La feria de las flores (El valiente Valentín)

Año
1942

Duración
101 min.

País
México

Dirección
José Benavides Jr.

Guion
José Benavides Jr., (Historia: Rafael M. Saavedra)

Música
Manuel Esperón, Chucho Monge

Fotografía
Jack Draper (B&W)

Reparto
Antonio Badú, María Luisa Zea, Estela Inda, Fernando Fernández, Víctor Junco, Pedro Infante, Tito Junco, Ángel T. Sala, Salvador Quiroz, Raúl Guerrero, Arturo Soto Rangel, Luis G. Barreiro, Trío Calaveras, Jorge Arriaga, Roberto Cañedo, Adelita Herrera

Productora
Ixtla Films

Género
Aventuras

Sinopsis
Esta es una historia de aventuras, basada en un corrido histórico del bravo Valentín. En la película se muestra una lucha por el honor de la familia, después de que fue estafada la hacienda. La chica recibe una bala por el héroe (Badú), el que, entonces, se casa con la hermana de la muchacha.

OBRAS CONSULTADAS:
2.- "El Siglo XIX". No. 12892 del 27 de Mayo de 1881.
6.- "El Monitor Republicano". No. 82 del 6 de Abril de 1882.
7.- "El Corrido de Valentín Mancera". Imprenta de Antonio Vanegas Arroyo.

TOMADO DE:
Historia de la Ciudad de Celaya
Luis Velasco y Mendoza
Tomo III
México, D.F.
1948
Pags. 153, 155, 158-161

El pintor Agustín Jaramillo, en la inauguración de su exposición./ FOTO: Toño Hacha 
Eugenio Amézquita

El maestro Agustín Jaramillo inauguró el ciclo de exposiciones de APLACE, en el Kiosco de la Alameda Hidalgo de esta ciudad de Celaya, con su muestra denominada "De lo figurativo a lo abstracto".

Para darle un elemento más al arte que se presenta periódicamente en este sitio, se contó con la presencia de la Banda Municipal, bajo la dirección del maestro Bernabe Melendez Espinoza, teniendo la presenci ade diversos artistas así como escritores y fotógrafos artísticos así como bailarines del tradicional Danzón.

La actual presidenta de Asociación Plástica Celayense, Lic. Cristina Dueñas así como los integrantes de esta agrupación de artistas, dieron inicio a un nuevo ciclo dentro de la citada galería y sitio de exposiciones ubicada en el Kiosco de la Alameda.

Se contó con la presencia del director del Instituto de Arte y Cultura de Celaya, Dagoberto Serrano, quien estuvo presente en la ceremonia efectuando junto con el destacado pintor celayense la apertura de la exposición, la cual ofrece al observador una serie de obras con diversos temas, técnicas así como otros elementos que provocan el placer estético.

Le acompañó Diana Jaramillo, hija del pintor y que actualmente radica en Francia pero quien vino especialmente de visita y a estar presente en este aranque 2020 de l Asociación Plástica Celayense.

Mons. Benjamín Castillo Plascencia, IV Obispo de Celaya./ FOTO: Eugenio Amézquita Velasco

Eugenio Amézquita 

Mons. Benjamín Castillo Plascencia Castillo, obispo de Celaya, cumplirá este 8 de enero de 2020, exactamente 20 años de haber sido ordenado obispo de manos de Mons. Juan Cardenal Sandoval Íñiguez, quien fuera Arzobispo de Guadalajara, ahora emérito.

El Pastor de la Diócesis de Celaya, nació el 9 de septiembre de 1945 en Ixtlahuacán del Río, Jalisco. Fue ordenado presbítero el 14 de abril de 1974 para la Arquidiócesis de Guadalajara. El 18 de noviembre de 1999 fue preconizado obispo Auxiliar de Guadalajara, Jalisco y Obispo de Sufasat.

Es ordenado obispo el 8 de enero del año 2000, siendo prácticamente el primero o de los primeros de los consagrados obispos del nuevo milenio.

Presidió la ceremonia de ordenación episcopal, como principal consagrador, el Cardenal Sandoval Íñiguez y como co-consagradores, el Arzobispo Justo Mullor, titular de Volsinium, y quien fuera Nuncio Apostólico en México así como por el Obispo Juan Navarro Rodríguez, entonces Obispo de San Juan de los Lagos.

El 29 de abril de 2010, Mons. Benjamín Castillo Plascencia tomó posesión como IV Obispo de Celaya. La ceremonia, en el estadio de Futbol "Miguel Alemán Valdez". FOTO:/ Eugenio Amézquita Velasco

El 8 de febrero de 2003 es preconizado obispo de Tabasco y el 29 de abril de 2010 es preconizado obispo de Celaya, Guanajuato.

De este último dato, se desprende que Mons. Castillo Plascencia cumplirá 10 años como obispo de Celaya.

Toma posesión de esta sede el 24 de junio de 2010, en una ceremonia realizada en el estadio de futbol "Miguel Alemán Valdez" de esta misma ciudad.

Un poco de la persona de Mons. Benjamín Castillo Plascencia

Mons. Benjamín Castillo Plascencia dio a conocer cómo se dio el llamado de su vocación sacerdotal.
Sonriente, amable y contento, el Obispo de Celaya recibe al periodista de este medio. Presta su propia pluma para anotar los datos y señala que “Mons. José Salazar López”, séptimo arzobispo de Guadalajara y cardenal de la Iglesia católica, fallecido en 1991, “fue quien me ordenó sacerdote el 14 de abril de 1974. Previamente, había sido yo ordenado diácono un año antes, en 1973, precisamente un 14 de abril”.

Va narrando su historia. “El 17 de noviembre de 1999, fui preconizado obispo auxiliar de Guadalajara por Su Santidad Juan Pablo II, y el 8 de enero de 2000 fui ordenado Obispo. El 8 de abril de 2003 tomé posesión como obispo de Tabasco”.

No hubo mucha dificultad en obtener las respuestas a las preguntas. Una sola bastó para que el mismo Mons. Castillo Plascencia desgranara la plática, recordando momentos agradables de su vida, de su niñez, de su juventud. “Fuimos 27 seminaristas los que recibimos el sacramento del orden en grado de presbiterado. A la fecha solamente vivimos 19, y a los 18 que conforman este equipo los he invitado a la Santa Misa donde daré gracias a Dios por este don de la misericordia de Dios”.

Es el único de estos 27 sacerdotes que alcanzó el episcopado.

Una pregunta es fundamental al Padre y Pastor de la Diócesis: ¿Cómo se dio el llamado, como se dio su vocación, Señor Obispo?

Al centro, Santo Toribio Romo, mártir mexicano y patrono de los Migrantes; a su derecha, su hermano Román Romo, quien luego también sería sacerdote y promotor de la vocación de Mons. Benjamín Castillo Plascencia./ FOTO: Archivo

Responde de inmediato. “Fue en la escuela parroquial de Santa Teresita”, localizada en Guadalajara justamente en la esquina de las calles Ramos Millán y Herrera y Cairo. “Era párroco el Pbro. Román Romo González, hermano carnal de Santo Toribio Romo”, el llamado “Santo patrono de los Migrantes”. Dicho sacerdote estuvo como párroco durante 48 años y falleció a los 77 años de edad, por una embolia.

Continúa Mons. Castillo Plascencia y fija la mirada en su escritorio. Vestido con una camisa blanca, su cruz pectoral y su anillo episcopal que precisan de manera visible el signo de su plenitud sacerdotal en el Episcopado, dice que “el padre Romo tenía un periódico parroquial que llamó “Lluvia de rosas”, recordando aquella promesa de Santa Teresita de Lisieux y donde aquel fiel párroco contaba la historia de la vida y martirio de su hermano, martirizado por odio a la fe en tiempos de la Persecución Cristera”.

“Ahí”, prosigue, “en la cercanía con la Santa Misa de todos los días a las siete de la mañana y misa obligatoria los sábados, confesión todos los viernes, la convivencia con sacerdotes recién ordenados que acudían a prestar servicio a la parroquia, fueron los elementos que fueron generando en mi el llamado”.

“El Pbro. Alejandro Robles, fue mi maestro de liturgia y de ahí también se empezaron a dar signos a través de sus consejos. En mi familia, dos tíos sacerdotes. Los padres Manuel y Miguel Plascencia. Un ahijado de mi papá, sacerdote prefecto en el seminario de Lagos de Moreno, el padre Ramiro Ramírez, de Atemajac fueron otros aspectos que se sumaron al llamado”.

Sonríe. Viene a la mente el recuerdo infantil. “En 5o. año de primaria me querían llevar al Seminario... y no me dejé”, y crece la sonrisa del Obispo de la Diócesis de Celaya. “En sexto de primaria, empecé a acudir al círculo vocacional. Fue el desaparecido Mons. Rafael García González”, quien llegaría a ser más tarde Obispo de la entonces Diócesis de León, Guanajuato, previamente obispo auxiliar de Guadalajara y décimo Obispo de Tabasco en diversas épocas y momentos, quien como promotor vocacional en aquellos ayeres se encargaría de llevarme al Seminario”. Años después, el mismo Mons. Benjamín Castillo Plascencia llegaría a ser obispo de Tabasco, el décimo segundo titular de esa diócesis.

“Tras mi ordenación, Juchipila se convirtió en mi primer destino”, abundó el pastor diocesano. Insiste el reportero si la vida familiar, el ambiente de la casa, influyó en su vocación al sacerdocio. Mons. Castillo Plascencia responde pausadamente, nuevamente con la vista fija en el escritorio y luego mira al periodista y dice: “Mi mamá”, doña María de Jesús Plascencia, “era de familia piadosa. Mi papá, Benjamín Castillo, miembro de la Asociación Guadalupana".

"Atento siempre al rezo del Santo Rosario. Parecería extraño que siendo el funcionario de Hacienda, cargo que era en aquellos tiempos visto como algo que presuntamente alejaría al empleado de cosas y temas de Dios y la religión, no fue así”.

En el año 2014, en sus bodas de rubí, estuvieron presentes los sacerdotes que junto a él se ordenaron. Le pedimos a Don Benjamín, como cariñosamente lo llaman sus sacerdotes que nos diga los nombres de sus compañeros que estuvieron presentes en su celebración de 40 años de sacerdocio. Nos dice que por ahí tienen la lista en las oficinas. El periodista le insiste en que le proporcione los nombres, y en un gesto de gentileza pasa una hoja de papel en blanco para que dicte los nombres. No hubo necesidad demás, el secretario canciller, Pbro. Juan Galván Sánchez, nos obsequia la lista.

Los 18 sacerdotes que fueron invitados en esa ocasión y que también cumplieron 40 años de presbiterado, obviamente incluyéndolo a él, son el padre José Luis Llamas Salazar, que actualmente está en El Salto, Jalisco. Padre Salvador Pérez Barba, quien radica en Guadalajara. Padre José Islas Pérez, Cofradía de La Luz, Jalisco. Padre Felipe de Jesús Rodríguez, de Tototlán, Jalisco. El Padre Luis Enrique Sinohui, que radica en Hermosillo, Sonora. El Padre Severo Castellanos, que realiza su ministerio en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

También el Padre José Trinidad Quiroz López, que efectúa su ministerio en Buenavista, municipio de Ixtlahuacan de los Membrillos, Jalisco. Padre Humberto Gómez, que radica en Tizapán el Alto, Jalisco. Padre Raúl Ríos Jara, radicado en Huaxtla, Jalisco. Padre José de Jesús Díaz Navarro, radicado en Ameca, Jalisco. Padre José Luis Pérez Barba, radicado en la Barca, Jalisco. Padre Ezequiel Jiménez, radicado en Tijuana, Baja California. Padre Luis Muñoz, radicado en Ojo de Agua de Latillas, Jalisco. Padre Miguel Cortés, Culiacán, Sinaloa. Padre Pedro Márquez Camarena, en Zapopan, Jalisco. Padre Amado Álvarez Santana, radicado en Unión de Tula, Jalisco. Padre Fernando Cañedo, radicado en Autlán Jalisco y Padre Gumaro Díaz, radicado en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Los preparativos

Ese día de 2014, el Pbro. Gilberto Rico Gómez, vicario episcopal de la Comisión Diocesana de Pastoral Litúrgica, anunció durante reunión especial en el Obispado de Celaya, que la fecha de la Misa Crismal, ceremonia litúrgica donde se bendicen por el Obispo los aceites que se emplean para los sacramentos del Orden, unción de los enfermos, confirmación y bautismo, se cambiaría por única vez en este año, del martes santo al lunes santo, coincidiendo así la fecha del 14 de abril con la celebración del 40 aniversario sacerdotal del Sr. Obispo.

Acompañado en esa entrevista por los presbíteros Fernando Manríquez, párroco de Jesús Nazareno, en Atotonilco; Antonio Torres Ramírez, rector de tercera Orden, en Dolores Hidalgo y Fray Juan Chávez Saavedra OFM, rector y guardián del templo de San Francisco de Asís, en San Miguel de Allende, expresó que la Santa Misa Crismal será el 14 de abril de 2014 a las 11:00 horas en el templo de San Francisco de Asís, en Celaya. En esta misma ceremonia será la acción de gracias por los 40 años sacerdotales de Mons. Benjamín Castillo Plascencia.

Previamente, a las 10:00 horas, se efectuó una hora santa sacerdotal en la Santa Iglesia Catedral y luego será la Santa Misa Crismal y al finalizar se ofreció una comida en honor del Sr. Obispo y de los 18 sacerdotes que también cumplen sus respectivas Bodas de Rubí, es decir, el cuadragésimo aniversario.

En la Santa Misa Crismal, los sacerdotes se congregan para también renovar los compromisos sacerdotales del celibato y obediencia al Obispo, tal y como lo hicieron el día de su ordenación presbiteral.

Finalmente, el Padre Rico Gómez expresó que el 25 de abril, Viernes de Octava de Pascua de Resurrección, se realizó la Misa por el Aniversario 40 de la Diócesis de Celaya, en la Calzada Independencia, donde se contó con nutrida asistencia de fieles.

Otros datos

Mons. Benjamín Castillo Plascencia nació el 9 de septiembre de 1945 en Ixtlahuacán del Río, Jalisco, siendo el segundo de una familia de nueve hermanos. Hijo de Benjamín Castillo Reza y de María de Jesús Plascencia. La familia Castillo Plascencia tuvo que emigrar a la población de Ahualulco del Mercado, Jalisco cuando Benjamín tenía tres años de edad y cuando cumplió los ocho ya vivían en Arandas, Jalisco.

Tiempo después ante la preocupación de que Benjamín recibiera una buena educación, fue enviado a casa de sus abuelos, en el barrio de Santa Teresita en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, para terminar sus estudios de primaria, mientras sus padres permanecieron en Arandas.

Ingresó al Seminario Diocesano de Guadalajara en junio de 1959, después de haber concluido la primaria. Realizó su año de servicio o magisterio en Lagos de Moreno, Jalisco, en el Instituto Laguense.

El diaconado se le confirió el 14 de abril de 1973, en la Iglesia Catedral de Guadalajara, por parte del Cardenal José Salazar López. Fue destinado a la parroquia de Tula, Hidalgo. Fue ordenado sacerdote el 14 de abril de 1974 por el mismo Cardenal José Salazar López.



Eugenio Amézquita

COMONFORT, GTO.- El Historiador Carlos Francisco Rojas Gómez, anunció la presentación del Boletín "Chamacuero", del Archivo Histórico de este municipio.

Expresó que acompañará en esta presentación el Dr. José Eduardo Plaza Ángeles, y el evento será a las 17:00 horas de este 20 de diciembre, en el atrio parroquial de la comunidad de Orduña de Abajo. La entrada es libre.
Ubicación Geosatelital de Orduña de Arriba

Neblina y nieve, en la Sierra Gorda de Guanajuato, en el noreste del estado./ FOTO: Guanajuato Desconocido
Eugenio Amézquita

Ligeras nevadas que se registraron en las zonas altas de la Sierra Gorda, en los municipios de Xichú, Victoria y Doctor Mora, dieron un toque navideño a la zona, sin hacer a un lado que la población vulnerable resintió los efectos del frío y del posterior deshielo.

Una capa blanca de nieve, cubrió los pinos en las partes alta de los municipios de Xichú y Victoria. /FOTO: Guanajuato Desconocido

El director del CECyTE Doctor Mora, Lic. David Roque Hernández, informó que las nevadas se presentaron principalmente en la zona alta, en la zona de la comunidad Puerto del Obispo, ubicada aun costado dela carretera que conduce al municipio de Victoria.

En lo que toca al municipio de Xichú, la nieve tocó la zona de Casitas, en la parte alta limítrofe entre este municipio y Victoria, Gto., lo que generó un manto blanco en la zona de altura y pinos que embellecen esta zona.

El silencio de la Sierra Gorda se cubrió de una
 capa de nieve./ FOTO: Guanajuato Desconocido

La vegetación serrana recibió en las fechas previas a la Navidad,
 la ligera nevada./ FOTO: Guanajuato Desconocido

La neblina también hizo acto de presencia en los caminos entre
 Victoria y Xichú./ FOTO: Guanajuato Desconocido

La manifestación del deshielo se concentró en algunas parte de la
 vegetación xichulense./ FOTO: Guanajuato Desconocido

La hermosura virginal de la Sierra Gorda de Guanajuato, en el noreste del estado,
engalanada por la blancura de la nieve y la neblina./ FOTO: Guanajuato Desconocido

En la comunidad de Aldama, municipio de Atarjea, las figuras creadas por la nieve en
 la vegetación serrana./ FOTO: Guanajuato Desconocido

Las cercas y puertas de corrales y pasos de ganado, también se sumaron a la escenografía invernal./ FOTO: Guanajuato Desconocido

La población de la serranía de Atarjea, en el extremo del noreste del estado de Guanajuato, disfrutó las escenas que la naturaleza generó en la zona./ FOTO: Guanajuato Desconocido

La nieve dio el toque navideño a la
Sierra Gorda./ FOTO: Guanajuato Desconocido

La vegetación de altura, cubierta de la nieve invernal./ FOTO: Guanajuato Desconocido

En zonas más bajas de microclimas cálidos de la Sierra, a la orilla de la carretera Santa Catarina-Atarjea, también hizo presencia la nieve./ FOTO: Guanajuato Desconocido.

La flora atarjeense, las nopaleras, mostraron estas vestiduras tras la
 presencia de la nieve en la Sierra Gorda de Guanajuato./ FOTO: Guanajuato Desconocido


No se tienen noticias de presencia de nieve en San José Iturbide y San Luis de la Paz.

Ubicación Geosatelital de la comunidad de Las Casitas, en Xichú, Gto.

   

Ubicación Geosatelital de la comunidad de Aldama, en Atarjea


Eugenio Amézquita

En agosto de 2017, fue impresa la obra "El Santuario de Jesús Nazareno de Atotonilco y el Padre Luis Felipe Neri de Alfaro". De 32 páginas, la publicación lleva la firma del Señor Cura Fernando Manríquez Cortés, originario de Pátzcuaro, Mich., y quien es precisamente el párroco de Atotonilco.

La obra me fue entregada en propia mano por su autor y de entrada le pedí el permiso para reproducirla electrónicamente, cosa que de muy buen agrado accedió, con la intención de que no se quedara muerta en papel, dado que sólo se hicieron mil ejemplares de esta, sino que se compartiera la fructífera pluma del padre Fernando -como la mayor parte de la gente lo conoce en San Miguel de Allende- vía internet y especialmente en las redes sociales. El Padre Fernando, a quien conozco desde 1978 -sí, más de 40 años, aunque no lo crean- me dio el visto bueno, y aquí tienen ustedes cumplido lo que le ofrecí, que de antemano ya había sido publicado por El Sol del Bajío, a través de este servidor.

Así, empecé a capturar electrónicamente el contenido, y que ahora comparto con ustedes y donde iré respetando cada uno de los elementos de esta sencilla, pero preciosa obra, como una muestra de agradecimiento a quien se ha preocupado por el arte sacro en la Diócesis de Celaya, el Padre Fernando.

La edición, en su contraportada, hace un agradecimiento a quienes hicieron posible esta obra, sin dejar de precisar "Santuario de Jesús Nazareno de Atotonilco. Patrimonio Cultural de la Humanidad (2018-2017). Y cita: "Esta edición cultural es posible gracias al generoso auspicio de los siguientes miembros de "Amigos de San Miguel, A.C." y enlista al Dip. Juan José Álvarez Brunel, María Guadalupe Álvarez Brunel. Licenciados Clemente y Lucha Carbajo, Gilberto Díaz López y Aarón Díaz; al Dr. Antonio F. García González. Lic. Santiago González e Irene León. Lic. Patricia Jurado Maycotte. Lic. Samuel Jurado e Isabel Villarreal. José Antonio Madrazo Gálvez. Lic. Amado Rubio Sánchez. Aurelio Rafael Tovar Campos y Álvaro Zubeldía Grave y consigna en imagen al buen amigo y Cronista de San Miguel de Allende, el Maestro Luis Felipe Rodríguez, al Dr. Francisco J. López M., al Arq. Sergio Zaldívar G., y al Lic. Ignacio Reyes Retana.

Es este último abogado, el Lic. José Ignacio Reyes Retana Pérez Gil, reconocido en San Miguel de Allende, quien realiza a manera de prólogo una interesante exposición de esta obra sobre el Santuario de Atotonilco y que a continuación les comparto.

Un propósito común, San Miguel de Allende

"El pasado 6 de julio fui invitado por los organizadores del Quinto Congreso Nacional del Patrimonio Mundial, para improvisar la presentación ante el auditorio del Señor Cura fernando Manríquez Cortés".

"Lo que tuve el honor de hacer obsequiando a la brevedad que correspondía y ahora quiero presentar el folleto que hemos mandado imprimir, correspondiendo a la dedicatoria que el señor Cura que he mencionado hizo para Amigos de San Miguel, A.C. que es una institución que él ha presidido por varios años".

Pbro. Fernando Manríquez Cortés, párroco de la Parroquia Jesús Nazareno, en
Atotonilco, Gto., autor del folleto.
"Y la que corresponde a la dedicatoria del sacerdote con la publicación del presente folleto y la repetición de mis palabras en lo que dije, en lo que omití y que ahora hago, en la inteligencia de que el Padre Fernando es por todos conocido, querido y respetado en el ejercicio de la profesión en que se ordenó, reconociendo su honradez y su preocupación en las inquietudes del espíritu y en su servicio generoso para el prójimo".

"Y debemos reconocer y decirlo para todos, que es una de las personas que, después de sus estudios en Roma y de su ordenación sacerdotal por haber cursado sus asignaturas en el Seminario de la ciudad de México, lo hace ser considerado como uno de los mejores y más preparados teólogos del Obispado de Celaya, al que pertenecen San Miguel de Allende y Atotonilco, y que lo llevó a la cátedra actual en el Seminario de Celaya, en la materia de Arte Sacro".

"Hago resaltar, que después de haber sido nombrado Cura de San Miguel de Allende, y ofreciéndole ejercerlo en un curato importante de la ciudad de Celaya, a petición suya fue nombrado Cura del Santuario de Jesús Nazareno en Atotonilco por el obispo Velázquez Garay".

"El es por nacimiento originario de Pátzcuaro, Michoacán y se le considera por todos los habitantes de nuestro estado, cual si fuese guanajuatense".

"En mi búsqueda de cumplir con la encomienda de la presentación de su magnífico trabajo, he revisado mi último libro y he pedido a mi hijo el Lic. José Ignacio Reyes Retana Lanuza, me permita consultar de sus archivos y biblioteca, todo lo que tiene vinculado con el Santuario de Jesús Nazareno y muy en especial lo escrito hace muchos años por su bisabuelo el Lic. Agustín Lanuza Romero".

Atotonilco - Atotonil co - La escritura es ideográfica y polisilábica: el signo atl, agua, en la boca de
una olla colocada sobre dos piedras que forman el tlecuilli, hogar o fogón; la olla pintada de negro en el asiento para indicar la acción del fuego, significa atotonilli, agua caliente, "En las aguas termales"; de co, en, y   atotonil li, agua termal. Universidad de Berkeley

"Debo empezar ocupándome de la palabra ATOTONILCO: Que significa donde se calienta el agua, en otras palabras "lugar de aguas termales", definición netamente indígena de la lengua náhuatl y que se deriva del sustantivo, atl, que significa agua; del verbo totonitl que quiere decir calentarse el agua y de la preposición co y la reunión de las tres voces nos da atltotonitlco. Y de acuerdo con las reglas del náhuatl, se pierde lo de agua y la t de calentarse, siendo en definitiva más dulce pronunciar como se dice ATOTONILCO".

"Los primitivos dieron al lugar este nombre, muy apropiado por tratarse de un lugar de tiempos inmemorables donde existe un manantial de aguas termales".

"En apoyo de esta definición se hace alusión también a la existencia de un jeroglífico que ilustra por medios figurativos y de cuya explicación resulta: Una olla expuesta al fuego de un fogón (tenamaztle), sobre la boca de la olla se figura el agua en acción de rebosar. La reunión de estos caracteres daba el nombre a la cosa y su significación. Esta significación emblemática es por dem´satinada y cierta y nos revela el significado de la voz ATOTONILCO con la más viva elocuencia objetiva".

Arzobispo de México y luego Cardenal, Don Francisco Antonio de Lorenzana y Butrón


"El jeroglífico está copiado del célebre Códice Mendocino que publicó Lord Kingsborough, y puede verse la forma simbólica del agua, aunque más imperfecta, en una lámina de las Cartas de Hernán Cortés que publicó el Antiguo Arzobispo de México Don Francisco Antonio Lorenzana, editadas en Nueva York, en la Casa White, en 1828".

En sus anotaciones el Licenciado Lanuza nos hace resaltar en que se considere como una cuestión histórica y relacionada con la fundación del Santuario de Atotonilco, por su íntima relación, la fundación del Colegio de San Francisco de Sales edificado por los padres Filipenses del oratorio de San Felipe Neri en San Miguel. Y nos dice:"

Ubicación Geosatelital del Santuario de Atotonilco
y de la Santa Casa de Ejercicios




Se "concedió permiso a una antiquísima cofradía llamada gente de color mulatos, fundada con la autoridad pontificia para que erigieran en el pueblo de San Miguel el Grande un pequeño santuario que se denominó "Nuestra Señora de la Soledad o del Santo Ecce Homo".



Monumento al Muy Reverendo Padre Dr. Don Juan Antonio Pérez de Espinoza,
ubicada en el atrio del Templo del Oratorio, en San Miguel de Allende, Gto.
"Corrieron los años y allá por 1712, estando al frente del curato de San Miguel don Cristóbal Ramírez, quien había escuchado las predicaciones de don Juan Antonio Pérez de Espinoza, cura de Pátzcuaro y quien fue compañero en las tareas apostólicas del célebre misionero Fray Antonio Margil de Jesús y quien se encontraba en el convento de Santa Cruz de Querétaro, lo invitó en la Cuaresma fuera a predicar a San Miguel".

Ubicación Geosatelital de la Zona Centro
de San Miguel de Allende, Gto.




"Varios de los vecinos acaudalados de San Miguel el Grande, entre ellos el caballero vizcaíno don Severino de Jáuregui, capitán de caballeros corazas, estimularon al referido padre Don Juan Antonio Pérez Espinoza para que fundara la congregación del Oratorio de San Felipe Neri en la nueva iglesia que se estaba construyendo".

"Y así terminadas las predicaciones cuaresmales y habiendo estimulado al vecindario, pasó la Pascua a Valladolid, hoy Morelia, con el fin de obtener del Obispo la licencia correspondiente. Extendida la autorización para fines mencionados,regresó a San Miguel, y el 2 de mayo de 1712 con más de 300 vecinos se verificó la fundación y se procedió a construir las habitaciones de su colegio bajo la protección de don Severino Jáuregui, lo que lograron en sólo dos años. Desde luego, llamó poderosamente la atención la suntuosa fachada plateresca del templo del Oratorio y sus canteras; resultando ocioso entretenerse en mayores detalles, y tan sólo no olvidar que el altar de la capilla es de mármol de Carrara".
Imágen, en el Santuario y templo parroquial de Jesús Nazareno, de Atotonilco.
"El Santuario de Atotonilco. -sigue escribiendo el poeta Lanuza- no distante de la ciudad San Miguel el Grande se levanta majestuoso como en medio de aquel lugar silencioso y solitario y rodeado de aguas termales de rumoroso manantial, el santuario de Atotonilco en construcción empezó el 3 de mayo de 1740".

"Y es un hecho histórico que el Filipense Luis Felipe Neri de Alfaro, viendo que en los alrededores del lugar se cometían con frecuencia asaltos, robos y actos ilícitos, para asegurar la paz a los moradores y a los caminantes que venían de Dolores, edificó desde sus cimientos el magnífico Santuario y casa de ejercicios de Jesús Nazareno".

"Cualquier viajero -dice un historiador Guanajuatense- al contemplar este lugar se sorprenderá al ver unos majestuosos edificios que lo conllevan a detenerse y examinarlos y en su recinto no hallará otra cosa que vivos los recuerdos de la vida, pasión y muerte del Salvador del mundo", siendo una casa amplia para tomar los días de registro espiritual. Nos reseña las partes o departamentos de que se componen el santuario; que fueron concluidas en 1763".

Escenas de la vida del Padre Alfaro: Construcción del Santuario. Sacristía del Templo Parroquial de Jesús
Nazareno, en Atotonilco, Gto.
"Considera en sus memorias el señor Lanuza que se debe trazar a grandes rasgos del celebérrimo místico Luis Felipe Neri de Alfaro y yo creo que ésto lo realiza con éxito, escrúpulo y con pasión el adre Fernando en el tema y desarrollo de la muy grata conferencia de que nos ocupamos y señala que el propio Gamarra y Dávalos los refirió en público en el sermón de las exequias de Alfaro, lo que se consideró como cierto y verídico".

Mural. Replica del cuadro con la imagen del Padre Luis Felipe
Neri de Alfaro. Obra del pintor Juan José Guadalupe Soto Martín.
Iniciado el 1 de febrero de 2017 y finalizado el 6 de mayo de 2017.
Santa Casa de Ejercicios Espirituales de Atotonilco.
"Luis Felipe Neri de Alfaro de noble familia de la ciudad de México, como lo eran don Esteban Valero de Alfaro y doña María Velázquez de castilla, trasladándose al famoso Colegio de San Francisco de Sales, pasó a vivir muchos años en el santuario y siempre comía y dormía poco; vestía con modestia y la penitencia era su costumbre, pues dormía bajo el altar, donde tenía un ataúd, acomodándose dentro de este con los ojos cerrados y el cuerpo extendido, gastaba la noche preparándose para la muerte. Y tantas veces ejecutó esta operación que se pudrieron tres ataúdes y alguna vez dijo: "ya se me han podrido tres chalupas".

Del interior de este templo, el Padre de la Patria, Don Miguel Hidalgo y Costilla, cura de la
Parroquia Nuestra Señora de los Dolores, en el hoy Dolores Hidalgo, CIN, Gto., tomó el cuadro de la
Virgen de Guadalupe con el que abanderó la lucha Insurgente en 1810.
"Para terminar mis comentarios sólo debo mencionar que se hace resaltar la importancia que tuvo para los mexicanos el que el padre Hidalgo haya enarbolado en Atotonilco, como bandera,la imagen de la Virgen de Guadalupe que, sin duda, simboliza la unión de los mexicanos como pueblo".

"Finalizo estos detalles y esta presentación para dejar a quien esto lea, en manos de lo escrito por el Padre Fernando Manríquez Cortés, quien llevó a cabo con grado de excelencia, en mi concepto, sus investigaciones; las que dijo y explicó con altos dotes de orador".

"Concluyo esta introducción el 11 de julio de 2017, reconociendo en nombre de Amigos de San Miguel, A.C. e insistiendo en la alta calidad del autor Manríquez Cortés. Sin olvidar lo que mencionó el Doctor Francisco Javier López Morales, al recibir la Medalla 7 de Julio, quien refirió que sin Atotonilco qué difícil o imposible hubiera sido que San Miguel de Allende fuera patrimonio de la humanidad.
                                                                                  Lic. José Ignacio Reyes Retana Pérez Gil".

Escopeteros de Apaseo el Alto./ FOTO: Archivo Francisco Sauza Vega
Francisco Sauza Vega
Cronista Municipal de Apaseo el Alto

Apaseo el Alto al igual que todos los pueblos precolombinos era un pueblo artesanal por naturaleza y necesidad. Los metates y molcajetes, utensilios pétreos para sus cocinas eran indispensables entre las familias y la gran variedad de formas y tamaños hacían la diferencia entre lo artesanal y lo estrictamente utilitario.

Los hallazgos en las múltiples zonas arqueológicas del territorio de Apaseo el Alto lo confirman como un pueblo de naturaleza artesanal.

Enmarcado en la zona de influencia de la Cultura de Chupícuaro, el prehispánico poblado se caracterizó por la confección de todo tipo de vasijas de barro, cuyos diseños no reflejaron homogeneidad en sus trazos, esgrafiados, texturas y tinturas, debido probablemente a lo trashumante de sus tribus. En los múltiples sitios arqueológicos existentes en el municipio, abundan los vestigios de nuestros ancestrales alfareros, muestra inequívoca de su cotidiano quehacer que, además de ser satisfactor de primera necesidad se convirtió en oficio y forma de vida.

En Apaseo el Alto, los alfareros se establecieron en un barrio en donde cohabitaban los más prolíficos y especializados productores de ollas, cántaros, chondos y muy especialmente platos finamente terminados que abastecían y ocupaban un lugar preponderante en las cocinas de las vetustas chozas, jacales y casitas de adobe de toda la región. Don Juan Martínez Sauza fue un artesano del barro que reencarnó en un artista de la Talla de Madera y que aparecía en el teatro de la vida, portando sus fantásticas máscaras que hacía para representación de las representaciones teatrales.

El pueblo fue adquiriendo otras modalidades para darle variedad a los enseres domésticos y cuando inventó la alfarería, adquirió identidad como una aldea altamente especializada en la elaboración de variados objetos de barro de uso doméstico, tales como los platos , ollas, cántaros, chondos, silbatos y ocarinas y demás utensilios imprescindibles en las humildes chozas del poblado.

Con el paso de los años Apaseo el Alto no abandonó su vocación de alfareros. Los tianguis del pueblo y la región eran amenizados por los Chonderos que ofrecían bellas piezas de barro diseñados y elaborados por los naturales del lugar. Desafortunadamente un día se descubrieron y comercializaron los objetos de plástico y paulatinamente, los alfareros fueron desapareciendo y con ellos la Calle de los Chonderos.

Los vendedores de "chondos"./ FOTO: Archivo Francisco Sauza Vega 

Las fértiles tierras y la abundancia del agua en las inmediaciones del poblado, eran huertas de frutos oriundos del lugar como las guayabas, los nísperos y los Ates o Chirimoyas, cuyos solares eran protegidos por artesanales cercas de piedra y asegurada su entrada con una “Puerta de Golpe” fabricada con madera de Sabino, Mezquite, Sauz o Fresno, producto de quienes fueron los primeros carpinteros del pueblo, quienes además fabricaban las puertas de las primorosas casas de adobe que
aún prevalecen en nuestra localidad.

Estos mismos hombres elaboraron de acuerdo a sus particulares necesidades, los arados que jalados por los parsimoniosos bueyes, dejaron atrás las primitivas Coas con las que los hombres primitivos de Apaseo el Alto hicieron sedentaria la agricultura.

Cuando llegaron los españoles e impusieron su religión sobre la de los naturales y una de las costumbres implícitas era la de ponerles la cera a sus difuntos, angelitos y santitos en Apaseo el Alto hubo personas especializadas en la fabricación de velas de cera o cebo animal. La costumbre de arrimar las veladoras a los santos prevalece, pero ya no se fabrican y usan las velas tradicionales ni tampoco son hechas por familiares de aquellos veleros.

Fue tal la religiosidad del pueblo de Apaseo el Alto, que desde el siglo XVI se familiarizaron con la costumbre hispana de poner a los recién nacidos el nombre que de acuerdo al calendario les correspondía, sin importar si fuera agradable o no; no les importaba que se llamaran Crisóforo, Nicomedes, Herculano, Silvestre o Primitivo, de tal suerte que el niño recién nacido ostentaba un nombre de un santo que a lo mejor ni existió y a ese santito se le encomendaba. Cuando la criatura enfermaba de gravedad lo llevaban a la iglesia y le pedían al santo en cuyo honor lo habían bautizado,
que les hiciera el milagro de devolverles la salud… y así nacieron los Exvotos, pequeños retablos dibujados en madera, cartón o lámina en la que un artesano del pueblo plasmaba las circunstancias del milagro. 

Esta costumbre desapareció aunque no por completo, porque ahora lo sustituyen con fotografías de quien recibe el favor y los Exvotos de aquellos años ahora son materia prima de comerciantes de arte sacro. Con la llegada de los españoles también, arribó un oficio que se puede calificar de artesanal su producto: el Pan. Como los españoles no se acostumbraron de inmediato a los alimentos elaborados con maíz, calabaza y ante todo de chile, trajeron desde el viejo continente a los expertos tahoneros y su variedad de productos, que se enriqueció con la inventiva del mexicano.

Pequeños artesanos./ FOTO: Archivo Francisco Sauza Vega

El pan es tan diverso, como variadas sus denominaciones: Pan de Muerto, Roscas, Orejas, Bolillos, Chilindrinas, Cancanes, Conchas, Polvorones, Huesos, Campechanas, Alamares, etc. En Apaseo el Alto, desde 1538 hubo molinos para el trigo que luego los panaderos convertían en piezas de pan
para los españoles y en pleno siglo XXI aún prevalece esa artesanía que difícilmente veremos desaparecer. ¡No creo que los chinos nos traigan pan desde su tierra, porque seguramente llegará duro!

Las vetustas y pesadas carretas que transitaban el Camino Real al llegar a las Postas ubicadas en la misma vía, requerían del mantenimiento del que los quincalleros o buhoneros de Apaseo el Alto eran especialistas. Cualquier pieza de hierro forjado lo reproducía fielmente. Cotidianamente esos herreros fraguaban los sables que los españoles portaban para ahuyentar el miedo que les tenían a los mexicanos y salteadores de caminos; en sus hornos forjaban el hierro para los machetes, hoces y
pizcadores que usaban en las labores agrícolas.

En esos primitivos talleres hacían los primeros quinqués y linternas que se usaron durante más de tres siglos como único medio de iluminación artificial.

Terminada la Revolución Mexicana, nacieron los talleres para la fabricación de escopetas de chispa para uso agrícola. Cada arcabuz fabricado en talleres Apaseo el Alto era una obra de arte que durante muchos meses adornaba las improvisadas salas de armas de los campesinos. También nacieron los fabricantes de chapas, herrajes, clavos y todos los enseres que adornaban las coloniales casonas que los peninsulares tenían en todos los pueblos y ciudades del país.

Aún prevalecen en Apaseo el Alto otros artesanos que en su momento tuvieron gran auge en la población, como son los ladrilleros, que se derivaron de la alta especialización de los alfareros. Muchas de las grandes casonas que existen en el centro del poblado, siguen siendo las que las artesanales manos de Apaseoaltenses fabricaron con sus asombrosas manos. Pero también hacían tejas, baldosas y tabiques.

En la actualidad los han venido desplazando los fabricantes de tabiques de concreto y tablaroca.
En las haciendas de Apaseo el Alto, no obstante las quejas que pudiera haber en su contra, supieron hacer que la madre tierra produjera miles de cuarterones de cereales que el hombre requería para su sobrevivencia. La gente pobre que sembraba un pequeño solar, una parcela, depositaba las semillas en los surcos en espera de un buen temporal.

Tanto los ricos hacendados como los humildes labradores, se llenaban de vida cuando sus maizales comenzaban a jilotear, pero entonces también eran presa de las preocupaciones por las probables pérdidas provocadas por miles de pajarracos que buscaban hurtar los granos que sin mucho esfuerzo conseguían.

La fragua al rojo vivo, a golpe de martillo y auxiliados por otras herramientas hechizas que ellos mismos fabricaban, los herreros de Apaseo el Alto elaboraban escopetas de chispa como las que habían traído los españoles y que tanto pavor habían provocado; dichas escopetas fueron mejoradas en diseño, funcionamiento y efectividad. Fabricaron nuevos modelos y lo más común era que en las haciendas tenían hasta sala de armas con escopetas de Apaseo el Alto exclusivamente. En cualquier casa de los humildes agricultores existía al menos una de ellas, colgada de una de las paredes de
adobe, presta para ahuyentar con su detonador estruendo a los pájaros parásitos que amainaban sus cosechas.

En los paisajes de la época post-revolucionaria, no podía faltar el cazador con su escopeta al hombro, como evocando los días en que anduvieron en la bola.

Con su ingenio y creatividad, esos herreros fabricaban también los herrajes de los portones de las haciendas, los barandales de sus alcobas, los chapetones de sus cofres, los arados para sus yuntas, los diferentes tipos de hoces para la siega de sus cultivos. Fue así como las escopetas y herrajes de los forjadores de Apaseo el Alto circularon en todo en centro de la Nueva España y del México post-revolucionario.

Pero un día, esos pacíficos artesanos fabricantes de escopetas, fueron acusados de ser fabricantes de armas y hasta de guerrilleros, les clausuraron, encarcelaron y decomisaron sus artesanales artefactos y no guardaron una sola para recuerdo…

Casarse es un paso ineludible en nuestro transitorio paso por la vida; que la novia luzca hermosa en el momento de jurar amor eterno ante Dios como testigo, es una ilusión que las desposadas quisieran se volviera realidad. Los artesanos de Apaseo el Alto hicieron posible ese sueño a miles de jovencitas que vestidas de blanco complementaron su atuendo con un ajuar diseñado y fabricado a mano por hábiles artesanos Apaseoaltenses, que veían en la prenda que estaban haciendo, la misma que
quisieran lucir el día de su boda.

En la década de los setentas Apaseo el Alto produjo el 90% de los enseres para novia que se elaboraban a nivel nacional; también capacitaron a los que ahora ocupan su lugar.

En 1967, las familias de Don Heraclio Galván y Ma. Asunción García y Francisco García y Senorina Galván, vivían el D.F., trabajaban haciendo Ramos para novia a base de azahar, migajón y vidrio soplado, pero ellos no sabían que tres años después que se regresaron a su tierra natal, iban a detonar una nueva artesanía de calidad y mercado extrafronteras.

Cuando estas dos familias estuvieron de regreso en Apaseo el Alto, nació un oficio artesanal que aún tiene prestigio a nivel nacional. En muchos hogares había un pequeño taller que hacía ramos de azahar, flores de migajón, de vidrio que eran parte de los enseres que se confeccionaban en los talleres de Don Laco o Doña Senorina. En la actualidad Carlos, Dagoberto y Antonio García tratan de mantener el prestigio de su oficio, con menor producción, pero con calidad y diseños novedosos
que las felices novias portan el día de su boda.

Fue una industria artesanal fugaz, artesanos que hicieron suyo un oficio de un origen distinto al de sus antepasados, que escribieron una página que dejó como enseñanza que el Apaseoaltense puede
convertir en realidad los quiméricos sueños.

Y era de madera el santo, por eso pesaba tanto tamañota…escultura.

El origen de la artesanía en Talla de Madera, tuvo su cuna en el Rancho de Galvanes, sí, ese pequeño caserío vecino de la Hacienda de la Cuevita. En los primeros años del siglo XX, Don Francisco Sauza Girón, a quien los Apaseoaltenses conocieron como “Don Panchito el Campanero”, originario de aquella comunidad, aprendió el oficio y construyó para su familia unos muebles zoomorfos, fruto de su intrínseca creatividad; unos simples troncos de madera los convirtió en artísticas colmenas para la producción de miel.

Sus trabajos resolvieron una necesidad familiar, talentosa forma de plasmar su habilidad, pero que nunca trascendió, quizás porque él era un hombre que había nacido para ser un artista en el repique de las campanas. Don Juan Martínez Sauza, sus orígenes y antepasados tuvieron asiento también en el
Rancho de Galvanes. De genio e ingenio incomparables; creó sus propias técnicas y obras, le dio un toque especial o lo tradicional: soñó con crear un centro de capacitación artesanal. Lo mismo trabajaba el barro que la madera con igual talento, pero fue único para plasmar las humanas emociones en las máscaras que sus hábiles manos fabricaban.

Don Domingo Galván Malagón, su padre y madre dejaron el cordón umbilical en el Rancho de Galvanes. Su infancia la vivió en la comunidad en la que desde niño hacía sus propios juguetes; de cualquier trozo de madera hacía arcaicas figuras que arrancaba desde sus adentros.

Aprendió a retocar y restaurar imágenes sacras; luego comenzó a hacerlas de Patol, después de Palo Santo, para terminar haciéndolas de Pirúl y dejar a un lado aquello que versa la canción en el sentido de “Pobre leña de Pirúl que no sirve ni pa´rder”.

Cuando Don Domingo Galván dejó el Magisterio, se propuso dedicarse de lleno a la Talla de Madera y enseñar lo que había aprendido de consumados artistas queretanos. Y fue así como nacieron nuestros primeros artesanos en Talla de Madera, familias enteras comenzaron a aprender el oficio y a crear sus estilos propios y a fabricar algo que los distinguiera de los demás. Así creció el árbol genealógico artesanal con Don Constantino Calzada, Luciano Ulloa, Aurelio Girón, Leonardo Cárdenas, Antioco Paredes, Ramón Álvarez. Paralelamente Don Juan Martínez tuvo como sus primeros discípulos a Gabriel Navarrete J., Salvador Camacho Mandujano, Leobaldo Serrano,
Roberto Juárez Girón y muchos más a quienes pido disculpas por no mencionarlos en este espacio.

Esos primeros alumnos fueron instalando sus propios talleres en sus casas; sus hijos aprendieron y el número de artistas artesanos se incrementó; las figurillas de Caballitos, San Francisco, Ángeles, Cristos, Tecolotes, Biombos y Baúles policromados y enchapopotados comenzaron a Alto comenzó a ganar prestigio aparecer en todos los talleres, de Apaseo el Alto paulatinamente. También se fue diversificando la familia de artesanos, con una visión un tanto distinta a los primeros, pero con igual talento y creatividad. Actualmente los jóvenes ya no solo hacen Santos; los autodidactas artesanos muestran capacidad para hacer lo inimaginable. 

A la tradicional Talla en Madera le han sumado el policromado, dorado y estofado; el relieve, las figuras a escala, los rasgos perfeccionistas y las maderas más finas de la región.

Ahora existen grandes talentos como Ruelas, Camacho, Gustavo Mandujano, Antonio, Juan, Efraín y Heriberto Pulido, Fernando Girón, Efraín Juárez, Juan Luis Vázquez, Salvador Girón, Gabriel Navarrete, Nicolás Ávila, Ramón, Pedro y Magdalena Centeno y muchos más que son orgullo del pueblo de Apaseo el Alto, herencia ancestral que las siguientes generaciones seguramente seguirán perpetuando.

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.